jueves, 23 de octubre de 2014

OTRO TIPO DE ENOSIS



Abandona todo empeño.
Consigue transcurrir después
de las oleadas deseconómicas de la crisis
saneando su esencia al desgranado de la época.

Puede concebirse en su licitud
la aversión a los núcleos
que radian en la lobreguez del siglo.

Relame la mano de los golpecitos aprobatorios
sobre la espalda escurridiza,
postergado a la complacencia endeble
de quien teme las penurias.

Lamentable enfermo de refulgencias,
postrado ante la gula de los geófagos
para sucumbir en una especie de enosis
entre el miedo y el instinto.

Pichy

1 comentario: