lunes, 13 de octubre de 2014

ALUSIÓN DE LA MUERTE





Un desastre de las ciencias y las artes 

delirante en la ruina de la retórica 


le alusiona de la muerte. 

Una liturgia de pandemias explosiona


en la adversidad 


de aquellas efusiones de la holgura


por el rumeo de frases contra la decencia.


Funámbulo retozó con el arquetipo de la época


derribándose antes de lograr la magia.


Aluviones antepusieron rompientes 

donde se extinguía la voz definitiva del poeta,


y cualquier lengua es muerta


si no sirve para nombrar la justa vida. 




Hay voces que pretenden atraer la gloria 


a la palabra

y otras que repelen los caudales 


del discurso abismal,


como  furgones colmados de turba 


descargándose sobre el espíritu  

de los que no van más allá del silencio.




Pichy

4 comentarios:

  1. Me gusta el poema, no obstante, creo que en la subjetividad, unas veces hay una segunda persona "el" y en otras es en un ambito más global.

    Un desastre de las ciencias y las artes

    delirante en la ruina de la retórica

    (le) alusiona (de) la muerte. ¿a quién? ¿quién es el?

    Esa segunda persona, llena de interrogantes, creo que no es necesaria.

    Pero el poema me gusta, sobre todo:

    ... y cualquier lengua es muerta
    si no sirve para nombrar la justa vida.

    Mucho que analizar sobre estos versos, "viviendo" en un mundo de caos. Aunque si lo piensas bien, cuándo ha dejado de ser caótico. El final del poema de Elegía Interrumpida de Octavio Paz, dice:

    Es un desierto circular el mundo,
    el cielo está cerrado y el infierno vacío.


    Besos

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, amiga. Sí es él, y el razonamiento concluyente.
    Bien pueden cambiarse las personas. Noto las observaciones.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Yo creo, a mi me parece, que, últimamente, influido por los nuevas tendencias neomodernistas de jóvenes que escriben versos sin puntuación y lanzando frases, metáforas e imágenes, que no hilan con la ortodoxia de la lengua, ni en gramática, ni en sintaxis, sino solo como "arcadas emocionales" que voluptuosas salen por la pluma al papel, exageras demasiado tus versos sin llevarlos a la coherencia lingüística y gramatical, siendo por eso por lo que no se entiende bien lo que quieres decir -desfigurando las palabras con intento de hacerlas más rimbombantes innecesariamente- y rompiendo el ritmo versal continuamente.
    Yo diría mejor, a mi parecer en tu primera estrofa, por ejemplo:

    Un desastre delirante (el adjetivo acompaña siempre al nombre)
    de las ciencias y las artes
    produce una retórica ruinosa
    con alusión de muerte poética. (alusiona no es correcto porque no es un verbo)

    Y ya para más claridad tuya te diré que, en estos dos versos, por ejemplo:

    "de aquellas efusiones de la holgura
    por el rumeo de frases contra la decencia"

    "efusiones de la holgura no es una metáfora, sino una incoherencia del lenguaje puesto que algo holgado no puede ser efusivo ni en la poesía y que la palabra "rumeo" no existe en castellano, sería "rumoreo" o "rumor" y a pesar de que en poesía se pueden aceptar términos inventados, éste suena muy mal.

    Pero si trabajaras más el poema creo que sería bueno. No lo mates. Busca la sencillez.

    Un abrazo











    de aquellas efusiones de la holgura





    por el rumeo de frases contra la decencia.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, amigo. Noto a bien tus observaciones. Lo trabajaré; en verdad, lo que me ¨nació¨ fue la última estrofa, y me di a inventar...para llegar a ella.

    Abrazos

    ResponderEliminar