jueves, 4 de abril de 2013

SÁLVESE EL QUE PUEDA-poema hiperrealista sin intendencia



Me voy de los fueros patrios
y me alejo de los partidos
que a mi me gustan enteros
de pie
y mirando al frente.

La utopías pasaron de moda,
no queda más que: "sálvese el que pueda"

Me voy porque no soporto
los sistemas sistemáticos
de impredecibles avaricias,
provocando en el hombre miseria,
desconfianza, y una nueva ideología:
ser antidemócrata, antirepublicano,
antidictadura, anticomunista, antisistema,
y por qué no, antipoeta.

Un hombre, una nación,
dos, un reino compartido,
tres, una multitud angustiosa,
cuatro, una guerra mundial,
cinco, una comunidad de trileros
que se estafan unos a otros,
siete mil millones de seres humanos:
una hecatombe.

© Luis Vargas

3 comentarios:

  1. Me gusta este hiperrealismo luvariano.
    Abrazos

    (Pero, hombre! Un comunistas, como tú, no puede perder la fe en el mejoramiento humano. Poco queda, cuando no hay un sueño que mantener; sólo las ideas emancipadores, nos salvarán del desaliento abúlico. Esto detiene al hombre y le impide levantar el necesario vuelo mental para enfrentar al gigante de las siete leguas...y, lo que es peor, le hace la vida feliz —que, has de tener siempre presente, todo cuanto hacen los Instalados de hoy, es en esencia, por y para eso.

    ResponderEliminar
  2. Loado sea el Señor! Qué he podido ver el LUCHA CIUDADANO! Aunque, intermitente —arranca, y se detiene a cargar—, pero: del lobo, un pelo!

    ResponderEliminar
  3. Un cuadro muy crudo, y desolador. Se podria decir, que de la realidad aqui presentada, a penas se le puede cribar el concepto, para sacar algo bueno y/o esperanzador.

    Este poema, deja claro tu desazón, cortando las alas a la esperanza, que en demás poemas era intrinseca a pesar de...

    Una forma interesante de ejecutar el poema, con hiperrealidad, muy de moda ahora, inclusive en pintura. Pienso que es un arte, en todos sus estilos, muy dificil de ejecutar, pues ha de poner en escena lo evidente, pero causando impresión entre otras muchas sensaciones, y tú, en este poema, lo logras.

    Un beso

    ResponderEliminar