lunes, 8 de abril de 2013

Álef. Pídoles comentarios sobre este poema, que no es mío.



Álef
                                                       El regreso puede secar un bosque.
                                                                          J. L. F.

El puerto está seco,
las avispas ciegan el ojo de las aguas
pero lanzas una moneda
para que tu santo recuerde
y la calma de la caída golpea en el fondo;
las gaviotas, que casi se rinden, cubren las murallas.
No habíamos llegado
y, sin embargo, la luz ya era insoportable;
era el puerto lo que nos buscaba,
y todavía sobre sus espectros se desvive sin tocarnos.
Tan cerca estábamos y tan bien ahogados en la despedida
que nunca se nos vio partir.

(Este poema lo he leído hoy; y me ha gustado muchísimo...y, a ustedes?

4 comentarios:

  1. Es de buen gusto, un poema muy metaforíco, con diversas posibilidades de interpretación.

    Gracias por compartirlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Por nada, amiga. Quise presentarles, una de las formas de la poesía, en boga por acá. Que junto al realismo claro, y menos claro (yo diría, realismo inteligente, o que requiere de su ejercicio mental —porque, no siempre se entrega con claridad, y es más metafórico, que llano—), es lo que más abunda en la actual poesía cubana; sobre todo, en los poetas jóvenes.
    Gracias, por detenerte a su lectura.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Este tipo de poemas es lo que se llama poesía surrealista, tendencia surgida en Francia por los años 1920 y manifestada por Bretón y cuyo nombre indica "sur-realisme" por encima del realismo, cuyas característica principales son: Existe yuxtaposición de imágenes que desestabilizan la percepción lineal del concepto. Hay un choque, un cruce, una intersección de significaciones. Se crea así una multiperspectividad (así se da una simultaneidad de ideas, imágenes que entrecruzan sus órbitas de sentido para fundar lo insólito, lo inesperado). Este quiebre de la linealidad rompe la coherencia y determina sus propias coherencias internas. Es así como el texto se abre a la multiplicidad de significaciones.

    El poema que nos presentas está bien construido de acuerdo a ésta perspectiva nada novedosa, aunque sí original, que como digo, ya fue puesta en boga sobre los años 20 del siglo pasado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, amigo. Este es un poema de José Luis Fariñas. Tienes mucha razón en lo que dices; porque él pinta, tal poetiza —más justo es decir: que poetiza, como pinta; porque, ante todo es un pintor—. Sus pinturas son, mayormente, producto de un mundo irreal, aunque maravilloso —en ocasiones—. Esta poesía es muy de mi gusto.

      Abrazo

      Eliminar