jueves, 18 de abril de 2013

IDEALISMOS SOÑADOS

Y acudieron a solazarnos
versos impresos en papel jazmín
que leían en voz alta
pueblos solidarios de todas
las latitudes.

Y comenzó la fiesta
en la explanada del mundo,
donde caben todos
sin exclusión de razas,
ni credos, ni ideologías,
ni lenguas, ni sexos,
y pudieron ver la luz,
tocar la humedad del agua
y comer con generosidad.

Se remendó la inocencia
rota por jirones de animales,
el enigma encriptado se descifró
y los cuerpos lucían en el aire
aromas de bienestar.

Después desperté del sueño:
energía que vuela y se espanta
con resultado efímero.

© Luis Vargas

3 comentarios:

  1. Si se cumplen todos nuestros sueños, llegará un momento en el que no soñaremos, pero en este caso, podía ser un sueño eterno del que no despertar...

    (el plural de "cuerpo" se te escapó)

    Me ha gustado mucho
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias amiga. Arreglado. Lo que no entiendo es por qué no sale en forma de poema...

    ResponderEliminar
  3. Me resulta muy bie el poema, amigo.

    Abrazos

    ResponderEliminar