domingo, 5 de octubre de 2014

EL TIEMPO Y LOS RAYOS

Pasa el tiempo como el rayo
y suena el trueno, después, expectante.

Nada hay tan veloz como el tiempo
a pesar de su bruma espesa.

Los caminos construidos por el hombre
son todos de artificio.

La naturaleza alberga una cosmogonía compleja
entre vías y destinos naturales.

Quienes modifican Los Apalaches,
los mares, las playas, los manglares,
las selvas, planicies o desiertos
están locos.

El tiempo pasa como el rayo
y la luz que traspasa los vidrios
confirma que, de pronto, de joven
te haces viejo.

Y, sin embargo, no por tiempo,
se alcanza la sabiduría.

© Luis Vargas

7 comentarios:

  1. Noto que le has tomado el gusto a las rimas —lo que no es malo; pero, como antes le hacías tanta repulsa, últimamente me llama la atención—. Pienso que debes revisar la 5ta estrofa, ya que comienzas con ¨Quien¨ y concluyes con ¨están´ —o lo llevas al singular o al plural—. Bien se me da lo que quieres decir. Puede ser un buen poema, pero necesita su revisión. Algo no me va bien con la reiteración de lo rápido que pasa el tiempo; pero, no puedo señalártelo, porque no pasa de lo intuitivo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Bueno, el que tu me comentes y me critiques, ya es importante para mi. Rectifico sobre la marcha las asonancias y fallo de "número" (singular o plural) pues el poema se hizo a vuela pluma. Leelo nuevamente y me dice. Y es así que se hizo y se puso aquí por un motivo fundamental: me he dado cuenta que tengo en mi libreta de direcciones cientos de buenos poetas que estuvieron en grupos, blogs, etc, aquí en internet y que tenía relación con ellos y, sin embargo, hoy, no se les encuentra por ningún lado...se han volatizado en la "nube" y aquellas amistades han desaparecido. Aquel trabajo de editar y regalar libros, confeccionar poemarios, tener ilusión por transformar el mundo con la poesía, ha desaparecido. Y pensé: ¿es que la gente se cansó porque esto no lleva a ningún sitio; porque la globalización cansa; será porque el tiempo pasa muy rápido y la gente quiere realidades cercanas y no virtualidades etéreas; o será porque la vocación de poeta no es común y fue aquí una novedad facilona para decir cuatro tonterías y comprobar que no tenían eco. Lo cierto es que aquella gente amiga, ya no se trata conmigo, yo no la veo, no recibo e-mail de este o aquel grupo y el internet está dejándome de interesar y sentí verdadera pena de ver como todo cambia tan rápido.

    Y es por eso que no os quiero perder como a tantos otros porque yo llego a querer a la gente de verdad -a pesar de mi aparente carácter tajante y directo- y la necesito por aquí, igual que la necesito en persona.

    Y es por eso que escribo poemas como salen, sin querer enseñar nada, solo comunicarme y mantener la amistad. Aquí hay apuntados 7 miembros ¿dónde están los otro cuatro?

    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  3. Pues, y me tomo la atribución de hablar por Bego, nosotros hemos dado prueba de nuestra lealtad y amistad. Claro, nadie la tiene fácil y, por tiempos, uno participa más que otro. Eso que tu notas, por igual lo he notado. Pero, eso está bien, hasta es entendible dentro de estas redes...Al menos lo veo así:
    La Senda es otra cosa, amigo, la Senda es nuestro taller, nuestro rinconcito, nuestro verdadero Grupo. Hablas de que somos siete, pues para mí, somos los tres de siempre. Los otros cuatro son buenos amigos, que quizás un día nos observan en nuestros intercambios...hasta puede que nos presenten algo, o comenten ocasionalmente —hasta Duranguito nos dejó—, pero, ellos no se sienten miembros del Taller...pude ser por muchos motivos, que todos me resultan válidos. Ahora, yo sé el porqué de mi pertenencia —como tú y Bego—. Ojalá fuéramos 7 o 9, mas bien sabes que eso no es fácil por estos lares. Entonces es mejor poco con deseo y seriedad, que muchos para matar tiempo. Los que ya el sistema editorial, etc, les ha dado el título de poetas, de escritores, dedican su tiempo a su individualidad, a sus escritos, etc. La masividad, casi siempre, está reñida con la calidad. Además, bien lo dices, enfrentar el poema requiere sacrificio y no es decir cuatro cositas ñoñas como piensan muchos…y se rinden, o van donde los aplauden sin exigencias.
    Eso de que no tengas interés es algo pasajero —si lo sabremos, es como la canción: “a veces tú, a veces yo”—. Ya tienes motivo de satisfacción en Bego, debes sentirte orgulloso de tu obra. Conmigo, no debes esperar tanto, pero lo mío he aprendido —y bien sabes, que hasta los hay que piensan que sé mucho de poesía—.
    Bno, no te puedo dedicar más tiempo, que voy atrasado con la faena.

    Abrazos,

    Pd.- Ah, y además de todo lo dicho, hay que agregar tu simpatía…qué no es fácil de asimilar, jajaja

    ResponderEliminar
  4. Todo lo que dices es cierto y lo tengo muy presente y lo suscribo, pero lo que quiero decir es mucho más profundo: quiero decir que necesito de vosotros, os quiero y os abrazo con todas mis fuerzas. Que siento pena porque Duranguito nos dejara, porque María Mónaco no haya escrito nada aquí jamás, y porque muchos amigos que tu no conoces u otros que sí conoces hayan desaparecido o se hayan muerto y no sepamos nada. Será un sentimentalismo. Será el otoño. Será nostalgia. No sé, pero pienso que aquí hemos aprendido mucho y que los cambios son demasiado rápidos para poderse asimilar...se nota que me estoy haciendo viejo...

    ResponderEliminar
  5. Qué decirte, yo sigo tus pasos camino a la vejez. Uno quisiera muchas cosas delos demás...Sabes que hay magníficas personas, muy buenos poetas, y...pero, no gustan de la crítica adversa en público, no gustan de exponerse, no sé...tu bien me entiendes. Nosotros hemos tenido, y tendremos, nuestras agarradas, pero, las coincidencias de intereses, las formas de ser, la amistad, qué sé yo...nos mantiene unidos. Claro, que aquí aprendemos hasta de la vida, de todo. Nosotros vamos en serio ¨a camisa quitada´ ´al duro, sin guantes¨. Porque así nos lo planteamos desde el principio, entre nosotros nada de ego, ni sopladitas en la herida...es un pacto. Cuántas veces me habrás sacado de mis casillas...pero, nada, a los 5 minutos, ya me repongo y todo noermal. Cuántas veces te he ganado el genio! Ah, muchísimas, sí que lo sé; pero no se resquebraja ni resiente la amistad, seguimos el rumbo trazado. Ése es un logro de tres personas unidas por un mismo deseo,y, todo el respeto se lo otorgamos a nuestra vocación de poetas. Esto es tu obra, y el interés de Bego y un servidor. Aquí no competimos, no emulamos, aquí nos ayudamos a mejorar y nos alegramos del buen poema que logró el otro. Y ya, que cuando me boten de aquí, no vas a mantenerme! Qué tú estás de señorón, pero, yo estoy de proletario y tengo que cumplir mi faena. Ala!

    ResponderEliminar


  6. Las rimas de este poema tienen solución, pero las arritmias que sufres en la vida, pero de las arritmias de la vida, es dificil recuperarse.

    Muchas veces no se sabe apreciar lo que y a quien se tiene...

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Por eso te digo que sigas el poemario "la imagen Proyectada" porque nos haces falta. Y no, no hay más altura que la que tu quieras poner.

    ResponderEliminar