jueves, 23 de octubre de 2014

EL HOMBRE SOLO



Algo conmueve hacia los adentros,
un espantapájaros grita desatinos
contra la ciudad y su algarabía.
La vida se dilata en nimiedades
filosofando los matices del miedo
con palabras agrietadas
en los desencuentros inferiores.

En el aislamiento de la supervivencia,
se expanden las desconfianzas.

Desguarnecido de triunfos
con el amago de expresiones guturales,
en agriados suspiros
de silencios conscientes,
el hombre solo,
reprime en  sus interiores
las aguas del desencuentro.

Pichy

7 comentarios:

  1. No me parece adecuado par el poemario. El poema no es bueno. Es sólo una enumeración de sucesos y conjeturas

    ResponderEliminar
  2. Siempre los genios somos incomprendidos por nuestros contemporáneos.
    Sé que no te resulta fácil ponerte a mi altura poética; pero, ya entenderás la poesía, y estos que hoy desestimas, mañana aclamarás. Pero, con calma, lee, lee mucho, ya verás que poco a poco, sin darte cuenta, comenzarás a leer, a compreder los poemas, y, entonces, podrás disfrutar de este damiante —aun en bruto, pero, al buen ojo no escapan sus quilates—, y muchos más, que hoy descalificas.
    Muchas gracias, amigo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. "podrás disfrutar de este damiante"....¡y tan en bruto! pero sí, sí, poco a poco la voy entendiendo leyéndote a ti. Gracias por el consejo.

    ResponderEliminar
  4. Eso, ya verás como entiendes la poesía —en los poemas, claro esté, porque sé que su tierna alma está abierta a toda la poesía de este mundo—. Sólo tienes que leer mucho y sudar la camiseta. Tienes un especial talento, ahora, toca desarrollarlo.
    No desesperes, paso a paso llegarás...un día te despertarás poeta.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. En eso estamos...me acabo de despertar y....nada

    ResponderEliminar
  6. Calma, hombre, que la cosa no es de un día para otro

    ResponderEliminar