jueves, 23 de octubre de 2014

LA DEMOCRACIA



Es un mito que a estas luces desmerece
en los corrillos del fingimiento y el desmadre
enajenado de las querellas que se detienen
contra el eco de alcurnias
y prominencias incrédulas.

Es una mar de grises muros
que guardan murciélagos entre sus grietas
mientras derrumba fundamentos
y destroza los debilitados espíritus
regalándoles el vicio y sus narcóticos
en ceremonias de reptiles espejismos.

Es un recital de celebraciones
que arruinan los goces perspectivos
de la inteligencia
para suspendernos en las incertidumbres
—inocentemente crédulos—
ante los címbalos del silencio.

Es una represa que detiene los afanes
y desconcierta los atributos de las virtudes  
exigiéndonos el quebranto de los principios
en una ralea de posibles metáforas
que iluminan el  absurdo.

La democracia es un río que adormece
y nos miente los profundos paradigmas
de la bienaventurada libertad
que nos desconoce.

Pichy

3 comentarios:

  1. Este se puso en el poemario. Veremos otro cuando le toque, aunque deberías ir numerándolos para saber tu opinión sobre los mismos como una calificación a tu entender siendo el nº 1 el que te parece mejor y así sucesivamente.

    ResponderEliminar
  2. Ya lo vi en el poemario, amigo. Gracias.

    Déjame ver si puedo complacerte, porque esto requiere analisis y voy a full.

    Abrazos

    ResponderEliminar