martes, 12 de febrero de 2013

Los recuerdos (trabajado a la luz de Luvar





Cuanto daría yo
porque abriesen los recuerdos
las puertas de la emoción
pintadas de verde esperanza.

Y que un cántico subordinado
abrazara los contornos de la realidad
como una consecuencia de los exhaustos días
en los que el camino
se llenaba con los pasos de mis pies
entre ruidos de futuro y sufribles deseos
como satisfacción enóloga.

Pero los recuerdos son navíos zozobrados
en el fondo de un mar,
cuyo rescate, no tiene sentido,
pues sólo el albur del momento,
produce la existencia.

pichy

2 comentarios:

  1. Pues la luz de Luvar, en este poema, ha trabajado como faro, pues lo has encaminado a buen puerto, aunque hay versos, que mejorarían al sintetizar.

    "se llenaba con los pasos de mis pies..."

    se llenaba de mis huellas o, rastros o, pisadas...

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, amiga. Me vale tu observación. Besos

    ResponderEliminar