miércoles, 20 de febrero de 2013

Ley del silencio



El silencio lucha con sus propias leyes;
un dialecto compartido
que escucho en condena
a tantos gritos
que se difuminan en mi garganta
en el intento, vano, de expulsar
a ese depredador que quema
poco a poco, la flor mustia y sombría
que desea crecer y no puede.

Hace tiempo que lo escucho…

Begoña M. Bermejo

4 comentarios:

  1. Estupendo poema, amiga. Me resulta muy bueno.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Es un poema con buen tema, Bego, pero le falta ritmo. En algunos versos te pierdes y y das demasiadas vueltas a las palabras sin encontrar donde colocarlas, tal vez:

    El silencio lucha con sus propias leyes;
    dialecto que escucho en condena a tantos gritos,
    difuminándose en mi garganta
    en el vano intento de expulsar
    a ese depredador que quema:
    poco a poco, la flor mustia y sombría
    que desea crecer y no puede.


    Hace tiempo que lo escucho…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, lo revisaré, pues tienes razón.
      Besos.

      Eliminar