domingo, 24 de febrero de 2013

EL TESORO


Cristal de hielo

en pámpanos de nieve,

bifurcan los contornos

del luego y ahora.

 
Satina la memoria

los cardos borriqueros,

las casas de argamasa,

los patios solariegos.

 
Los grandes tesoros

tal vez sean,

los suburbios del recuerdo,

cobre y latón,

juguetes rotos

como figuras en agujeros

de piedra pómez,

plata de orfebre

como luz de brillo de vida

al fondo del Mare Nostrum.


© Luis Vargas Alejo

2 comentarios:

  1. Sí, supongo que es lo único que nos quedará...
    Estupendo poema, al que le van bien las rimas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Poema de mucho ritmo; que considero estupendo.

    Abrazos

    ResponderEliminar