viernes, 15 de febrero de 2013

IMPOTENCIA



IMPOTENCIA

La miseria del pobre
siempre será
la abundancia del poder.

No hay método arcaico
ni futuro esperanzador,
que libere la condena de la sociedad
de la conducta hipócrita
de líderes con ego imperialista
y faltriqueras
de piel de víbora.           

No les quema el veneno, ni la avaricia
que a miles de niños salvaría del hambre…
prefieren henchir arcas
en un paraíso fiscal,
para comprar embarques
“a problemas resueltos de por vida”.

Vergüenza al catalogarlos como personas
¡¿en qué sobre guardan su humanidad?!

Begoña M. Bermejo



4 comentarios:

  1. Te radicalizas por día, amiga mía. Asi es, y la impotencia asfixia. Buen poema. Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La impotencia por ver lo que se ve, y que se sigan riendo de nosotros...

      Gracias, amigo
      Besos.

      Eliminar
  2. Buena denuncia, Bego. Y muy buen poema.

    La llamada "clase media" (obreros que tenían trabajo y se les ofrecía hipotecas para comprar pisos; trabajadores honrados que se ganaban el pan con el sudor de su frente, pequeños empresarios con negocios para vivir una familia) la están haciendo desaparecer por avaricia de los ricos poderosos, gobernantes, bancos, empresarios multinacionales e intereses sospechosos tendentes al fraude y la corrupción. Sólo quieren que haya pobres y ricos como en la edad media y que los señoritos, tenga todavía, "el derecho de pernada" para su gozo y explotación. El pueblo es sabio y más numeroso que los caciques. Saldremos de esta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El dinero mueve montañas y si han de sepultarnos bajo una, ten por cuenta que lo harán. Espero tengan razón y todo cambie.
      Besos

      Eliminar