martes, 12 de febrero de 2013

Inconsistencia



    

Encumbró las apariencias
hasta los caireles de la espuma.

Cerrajeó toda puerta clausurada,
mas nada le manchó el silencio.

La casa se fue achicando a largos pasos
hasta colgar de los balcones vecinos.

Una tenue algarabía le resultaba aventura
en los designios sonoros
de falseados tropiezos entre las nubes.

Nadie me explica estas fragilidades.

pichy

5 comentarios:

  1. Gracias, amigo, me satisface que te guste. Besos

    ResponderEliminar
  2. Lo de "amigo" ¿se lo dices a todos y a todas?

    Me ha precido un buen poema claro casi de corte kafkiana que, sin duda, evoca el devenir de muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja! claro que no...no pierdes oportunidades para el cachondeo; jodedor que eres, eh.

      Bego, mis disculpas, fue asunto de dedos

      Eliminar
    2. Ah, y gracias por comentario (qué encima: tengo que agradecerte)
      Abrazo

      Eliminar