sábado, 9 de febrero de 2013

SOBRELLEVANDO LA COSA


De sobra sabré que el sobre

es un folio bien doblado,

que puede contener algo, o nada,

sobreabierto o sobrecerrado.

 

Cuando hay sobreabundancia

se sobreactúa, sobresaliendo

la sonrisa del quién lo entrega,

y cambiando al receptor la sobrefaz.

 

Sobrecoge de alegría si llega por Navidad

pero si es mensual está sobrentendido

que te puede sobrexcitar, pensando

que el sobrecargo, por A o por B,

es una sobrepaga de sobrepeso.

 

Si es por A, se puede sobrellevar,

si por B, sobresaltar, sobresueldo

sin declarar que sobretasa, sobretodo,

la sobreventa que sobrexcede

los cánones de sobrevivir

adecuadamente a la moral

 

Te callas, te lo guardas, te preguntas

¿qué será?

das las gracias y te vas.

Lo abres en tu casa y ¡zas!

a Suiza a sobrevolar.

 
© Luis Vargas

3 comentarios:

  1. Pues esta cosa, con sus rimas, te ha quedado muy buena. Esas cosas pasan, sobre todo, por ser cosas comunes, entre las actuales cosas.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Fantástico, y no sólo por lo magnifico del poema, que lo es, sino poque pareciese que vivimos "lelolandia" donde nadie sabe lo que se cuece... ¡Nos toman por tontos, coño! Así hay tanto recorte en educación...

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Como dunas
    por deflación de barlovento
    por abrasión de sotavento
    se acunan
    los sinsabores al cien por ciento
    pues nos cambian el alojamiento
    la fortuna
    y todo nuestro fundamento
    desde una tribuna
    como culpables del derrumbamiento
    bruna, runa.

    © Luis Vargas

    ResponderEliminar