viernes, 22 de febrero de 2013

IMPOTENCIA II



Hendida en la senda revolucionaria del yo,
trabajo la pulcritud
de una libertad,
que acostada a la rivera del rio, cabeza abajo, 
espera corrientes de ira
y manos rotas…

Cómo erguir una sociedad
que deambula aturdida por la avaricia
entre la sordidez de sus calles

Cual libertad es la lucha
donde los batallones de la indignación
son liderados,
por un mundo de utopías y redecillas mal zurcidas.

Subordinados a los acordes del azar  
barajamos un futuro,  ya muerto.

Begoña M. Bermejo

5 comentarios:

  1. Desesperanzador poema, muy bueno en su forma y decir.
    Yo quitaría la coma después de “trabajo”, en el 2do verso.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, al garete con la coma...

      Hay días que, cuando te levantas,
      las esperanzas
      quedan atrapadas en la almohada,
      soñando tus sueños.

      Besos.

      Eliminar
    2. Vale. Éste es otro buen poema. Besos

      Eliminar
  2. El sengundo poema -el del día 27, o sea, el de hoy- es mejor que el primero, puesto que en el primero, opino como Pichy: le sobran comas y diminutivos y ciertas partículas disyuntivas:

    Cual libertad es la lucha
    donde los batallones de la indignación
    son liderados(,)
    por un mundo de utopías (y redecillas) mal zurcidas

    ...Subordinados a los acordes del azar
    barajamos un futuro(, ya) (muerto) agonizante.

    (el futuro no puede estar muert; puede agonizar, pero si está muerta ya, no es futuro, sino pasado)

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Trabajaré el poema, tu comentario bien argumentado, me ha dejado muerta, aunque ahora que lo pienso, estoy muy viva ...
      Besos

      Eliminar