miércoles, 2 de marzo de 2016

Selo llevaron...II (asonancias en este poema)


 * todos los versos que riman en o-e   (12)
** todos los versos que riman en o-a  (4)
*** todos los versos que riman en a-a  (2)
**** los unicos versos que son blancos (2)


Como verás es un poema que no se atiene a normas clásicas, ni modernas, las asonancias más repetidas es en e-o y solo hay dos versos blancos. También hay asonancias internas con alba. El poema para mi, es una catástrofe, pero eso no quiere decir que sea malo, pues si a ti te gusta así, pues así será. ¿Podrías arreglarlo consiguiendo que todos los versos fueran blancos sustituyendo palabras finales o alterando el orden de las palabras en los versos? Yo creo que sí. 

Intenta hacer poemas cortos con versos blancos a ver si así te vas acostumbrando....¡hasta Neruda hacia sonetos con versos blancos, guardando la métrica y la estrofa!



Se lo llevaron...II

.
Se lo llevaron de noche**
y al alba gritaron: ¡fuego!, acribillando con balas***
su débil y joven cuerpo.*

.
Se lo llevaron a oscuras ****

y el alba cortó su sueño sin más testigos que sombras,**
y aquellos fusiles negros.*

.
Quisieron callar su boca,**
sus letras, sus pensamientos...*
Se lo llevaron estrellas, y el alba ***
en su nacimiento con avalanchas de ecos*
juraba sus juramentos*

.
¡No maten a Federico! ****
Es uno más de los nuestros...*
-dicen las guitarras roncas **
de gitanos guerrilleros,*
las marquesas, los pintores,*
los de arriba, los del pueblo...*

.
Se lo llevaron de noche,*
y al alba él se hizo eterno*
junto al olivo que llora **
sus sarmientos por el suelo.*

.

Nieves

11 comentarios:

  1. Muchas gracias de nuevo, mi querido Luis.
    Como el "estado de la nación", no estoy para versos...
    Creo que en éstos momentos me saldría una buena prosa para leerla en vertical, sin rimas de ningún tipo.
    Estoy aturdida y agotada.
    A veces la vida puede ser una pesadilla... Ya dijeron que era un sueño, pero no de que clase.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Se lo llevaron...II

    .
    Se lo llevaron de noche
    y al alba gritaron:¡fuego!,
    acribillando su cuerpo,
    ensangrentada su alma.

    .
    Llegaron como saetas
    -ratas aladas-
    con saña y odio en sus puntas,
    miedo rabioso, ignorancia.

    Por la espalda y a traición
    en el cuello le horadaron
    las cinco balas que el viento
    silbó con un grito seco

    .
    Quisieron callar su boca,
    sus letras, sus ideales.
    Sin su lunita de plata,
    en la cuneta, arrabal
    de un olivo desterrado
    del "verde, verde olivar"


    .
    ¡No maten a Federico!
    Es uno más de los nuestros...
    dicen las guitarras roncas,
    -por los eriales gitanos-
    los pintores, las marquesas,
    los de arriba, los "sin nadie".

    .
    Se lo llevaron de noche...
    y al alba fue eternizado
    decapitando su aliento
    silencioso.


    Nieves

    ResponderEliminar
  3. ¡Ay mísero de mí, ¡ay infelice!
    Apurar, cielos, pretendo,
    Ya que me tratais así,
    qué delito cometí
    contra vosotros naciendo.
    Aunque si nací, ya entiendo
    qué delito he cometido;
    bastante causa ha tenido
    vuestra justicia y rigor,
    Pues el delito mayor
    del hombre es haber nacido.

    Sólo quisiera saber
    para apurar mis desvelos
    (dejando a una parte, cielos,
    el delito del nacer),
    ¿qué más os pude ofender,
    para castigarme más?
    ¿No nacieron los demás?
    Pues si los demás nacieron,
    ¿qué privilegios tuvieron
    que no yo gocé jamás?

    Nace el ave, y con las galas
    que le dan belleza suma,
    apénas es flor de pluma,
    o ramillete con alas,
    cuando las etéreas salas
    corre con velocidad,
    negándose a la piedad
    del nido que dejan en calma;
    ¿y teniendo yo más alma,
    tengo ménos libertad?

    Nace el bruto, y con la piel
    que dibujan manchas bellas,
    apénas signo es de estrellas
    (gracias al docto pincel),
    cuando, atrevido y cruel,
    la humana necesidad
    le enseña á tener crueldad,
    mónstruo de su laberinto;
    ¿y yo, con mejor instinto,
    tengo ménos libertad?

    Nace el pez, que no respira,
    aborto de ovas y lamas,
    y apénas bajel de escamas
    sobre las ondas se mira,
    cuando á todas partes gira,
    midiendo la inmensidad
    de tanta capacidad
    como le da el centro frío;
    ¿y yo, con más albedrío,
    tengo menos libertad?

    Nace el arroyo, culebra
    que entre flores se desata,
    y apenas, sierpe de plata,
    entre las flores se quiebra,
    cuando músico celebra
    de los cielos la piedad
    que le dan la majestad
    del campo abierto á su huida;
    ¿y teniendo yo más vida,
    tengo ménos libertad?

    En llegando á esta pasión,
    un volcán, un Etna hecho,
    quisiera arrancar del pecho
    pedazos del corazon.
    ¿Qué ley, justicia ó razón
    negar a los hombres sabe
    privilegios tan süave
    excepcion tan principal,
    que Dios le ha dado a un cristal,
    á un pez, á un bruto y á un ave?

    Segundo monólogo de Segismundo

    Es verdad. Pues reprimamos
    esta fiera condicion,
    esta furia, esta ambicion,
    por si alguna ve soñamos:
    Y sí haremos, pues estamos
    en mundo tan singular,
    que el vivir sólo es soñar;
    y la experiencia me enseña
    que el hombre que vive, sueña
    lo que es, hasta dispertar.
    Sueña el Rey que es rey

    Sueña el rey que es rey, y vive
    con este engaño mandando,
    disponiendo y gobernando;
    y este aplauso, que recibe
    prestado, en el viento escribe,
    y en cenizas le convierte
    la muerte, ¡desdicha fuerte!


    ¿Que hay quien intente reinar,
    viendo que ha de despertar
    en el sueño de la muerte?

    Sueña el rico en su riqueza,
    que más cuidados le ofrece;
    sueña el pobre que padece
    su miseria y su pobreza;
    sueña el que á medrar empieza,
    sueña el que afana y pretende,
    sueña el que agravia y ofende,
    y en el mundo, en conclusión,
    todos sueñan lo que son,
    aunque ninguno lo entiende.

    Yo sueño que estoy aquí
    destas prisiones cargado,
    y soñé que en otro estado
    más lisonjero me ví.
    ¿Qué es la vida? Un frenesí.
    ¿Qué es la vida? Una ilusión,
    una sombra, una ficción,
    y el mayor bien es pequeño:
    que toda la vida es sueño,
    y los sueños, sueños son.

    Calderón de la "Canoa"

    ResponderEliminar
  4. Detallazo doble. Dejarme ésta joya del siglo de oro, y enviarme por mail los fallos con las asonancias para que las corrija y me aplauda,...
    No deseo desairarte, pero si buscase y/o necesitase aplausos, no estaría ahora aquí. Hay cientos de redes literarias que lo hacen. Deseo aprender, mi querido Luis. Leña al mono hasta que aprenda inglés. No soy de porcelana, créme. Tengo muchos callos en el alma y en la piel.

    Siempre me gustó ese monólogo sabio de Segismundo - Calderón...jajaja... lo de la "Canoa" acabo de verlo ahora.
    Tu sentido del humor es otra de tus virtudes.
    Eres un cielo. Y si existe, lo tienes ganado solo en estos dos días conmigo.
    Cierto, no se nos quema, y enseñar al que no sabe es una gran obra.
    También es cierto que fuí profesora... Muchos años. También de Literatura. Y sé el tiempo y trabajo que lleva hacer síntesis tan magistrales. No es necesario ir a la Universidad para tener esos conocimientos. Tu doctorado honoris causa te lo ha dado la vida y tu amor a la poética.
    Hay muchos doctores con titulitis que no saben escribir bien ni su nombre.
    Gracias de neuvo.
    Me gustaría que publicases aquí también las señalizaciones que me enviaste por mail, creo que pueden ayudar a todos los que quizá lean esto algún día, y eso es lo bueno de un taller...Pero te dejo a tí esa decisión.
    Abrazos fuertes, genio.

    .

    ResponderEliminar
  5. Que no, mujer, que no, que se trata de que trabajes cuando puedas en casa sobre lo mismo y cuando lo veas finalizado y completamente libre y blanco, entonces te sentirás mejor tu sola y te aplaudirás tu sola...los demás verán que avanzas y se alegrarán. Porque decirte aquí lo mismo de lo mismo, ya me parece improcedente. Pon otro poema ahora nuevo o si quieres una prosa corta que aquí admitimos todo, ¡hasta barcos y pinturas)

    ResponderEliminar
  6. Pues ya acabé, creo. O tal vez me rindo... jajajaaa...
    Al menos con éstos versos. No reconozco lo que fue en un principio.
    Sí, mejor busco algo nuevo...
    Voy a dar cena y acostar a mi niño.
    Dejo este engendro de poema, que de tanto trabajarlo hasta le he cogido manía...
    Jajaja..
    Pero ahí va.
    Y si encuentras alguna asonancia, me la silbas...
    Besos, buen hombre.

    -
    Se lo llevaron...II

    .
    Se lo llevaron de noche
    y al alba gritaron:¡fuego!...

    A su cuerpo acribillado
    y su alma ensangrentada
    llegaron como saetas
    con saña y odio en sus puntas,

    Por la espalda y a traición
    taladraron aquél cuello
    cinco balas -Agrio aire
    silbó angustia solitaria-

    Quisieron callar su boca,
    sus letras, sus pensamientos...
    -No fue vana aquella muerte
    bajo la presencia exausta-
    Escucha ... Están gritando:

    ¡No maten a Federico!
    Él es de todos nosotros...
    -Dicen las guitarras roncas
    de gitanos albaicines,
    del pueblo llano y nobleza
    ancestral, por las esquinas-

    Se lo llevaron. Y en cruz
    el alba voló con él
    decapitando aquel astro
    que gemía en su silencio...


    Nieves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay asonancia en "acribillado/gritando/astro" 3-15-24, pero como están muy separadas, se puede dar por bueno. Déjalo así definitivo.

      Eliminar
    2. Ni hablar de dejarlo así después de tantas horas de parto..
      Ahora mismo extirpo esas rimas.

      A ver si acierto. Ya es cuestión de amor propio... jajajaaaaa
      Buenos días
      Besossssssss


      Aquí va, de nuevo mutilado :

      Se lo llevaron...VII

      .
      Se lo llevaron de noche
      y al alba gritaron:¡fuego!...

      A su cuerpo acribillado
      y su alma ensangrentada
      llegaron como saetas
      con saña y odio en sus puntas,

      Por la espalda y a traición
      taladraron aquél cuello
      cinco balas -Agrio aire
      silbó angustia solitaria-

      Quisieron callar su boca,
      sus letras, sus pensamientos...
      -No fue vana aquella muerte
      bajo la presencia exhausta-

      Escucha ... :

      ¡No maten a Federico!
      Él es de todos nosotros...
      -Dicen las guitarras roncas
      de gitanos albaicines,
      del pueblo llano y nobleza
      ancestral, por las esquinas-

      Se lo llevaron. Y en cruz
      el alba voló con él
      decapitando allí al sol
      que gemía en su silencio...


      Nieves

      Eliminar
    3. También puedo extirpar el "Escucha"... Creo que sobra.

      Eliminar
    4. Se lo llevaron...VII

      .
      Se lo llevaron de noche
      y al alba gritaron:¡fuego!...

      A su cuerpo acribillado
      y su alma ensangrentada
      llegaron como saetas
      con saña y odio en sus puntas,

      Por la espalda y a traición
      taladraron aquél cuello
      cinco balas -Agrio aire
      silbó angustia solitaria-

      Quisieron callar su boca,
      sus letras, sus pensamientos...
      -No fue vana aquella muerte
      bajo la presencia exhausta-


      ¡No maten a Federico!
      Él es de todos nosotros...
      -Dicen las guitarras roncas
      de gitanos albaicines,
      del pueblo llano y nobleza
      ancestral, por las esquinas-

      Se lo llevaron. Y en cruz
      el alba voló con él
      decapitando allí al sol
      que gemía en su silencio...


      Nieves

      Eliminar
  7. Snif...
    ¿Y ahora qué?
    Mano dura, jefe...
    Que lo de rendirme fue una broma.

    ResponderEliminar