miércoles, 24 de febrero de 2016

TE QUIERO, AMIGO.

El oxígeno está ralentizado;                                                   
lo se, porque todo avanza
y tu no estas aquí.

Los poemas caen
como gotero intravenoso
para devolver el aliento,
pero no cubren el ahogo...

Encomiados a la esperanza
de recuperar tus aires
porque gusta,
porque es estupendo,
porque es un placer,
contar contigo.

En un suspiro
TE QUIERO
de vuelta,
AMIGO.

(Muchos ánimos Pichy y pronta recuperación)

Begoña M. Bermejo

8 comentarios:

  1. Un poema emocionante. ¿Sabes algo de Pichy?

    ResponderEliminar
  2. ¿tu no estabas en el FB de su hija? escríbela allí

    ResponderEliminar
  3. Pues estamos listos...
    ¿A ver si el epitafio que le escribí a primeros de año va a servir de verdad? No lo quiera Dios.

    ResponderEliminar
  4. Aquí estoy!
    Buenos amigos tengo. Equivoqué y envié un msj a esta Entrada, pensando que era un e-mail —puede que le llegue a Bego—. Bego, este poema me llega mucho, solo decirte: GRACIAS.
    Sois unos amigos de hierro!

    Besos y abrazos!

    ResponderEliminar
  5. ¿Gracias? ¡desgraciao! si hemos estado con el alma en vilo y yo no he sido capaz ni de escribir sobre el poema de Bego...¡ya no somos amigos, somos hermanos y, eso, eso es mucho, Pichy, eso es mucho.

    ResponderEliminar
  6. Sí que es mucho! El aprecio y estima es mutuo.

    Fuerte abrazo

    ResponderEliminar