viernes, 19 de febrero de 2016

IMAGÍNATE



IMAGÍNATE

Imagínate una playa desnuda
con una brisa acariciando tu cuerpo
tendida bajo el sol y, de pronto,
un extraterrestre te dijera ven.

Tal vez, una ilusión, una libertad,
o un susto ignoto que te dejara estancada
en la arena, sin poderte mover, soñando
con un nuevo mundo.

Después soñaste que te fuiste volando,
y al despertar,
una paz de historia acumulada, pudiera
en la distancia, sentir la presencia
del compañero que siempre va contigo:
el deseo.

Imagínate, el argumento de una vida,
que un novelista escribió en tus párpados
y, sin embargo, tus ojos no podían leer.
Pasó la oportunidad, pero la brisa, el mar, el sol y la arena,
te devolvió a casa con distinta fortuna.

© Luis Vargas Alejo




11 comentarios:

  1. Se me da en escenso la calidad discursiva de este poema, que termina con gran altura, amigo. Qué bien!

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagínate que alegría me has dado de que te guste este poema...

      Eliminar
  2. Si es que muchas veces somos nuestros propios verdugos... Se nos presentan oportunidades, pero como tenemos unos ideales preestablecidos somos incapaces de verlos ¿no? Aunque también puede ser la impaciencia, por alcanzar el final de nuestros "sueños" y nos saltamos los pasos intermedios.
    En fin, que el poema es muy bueno, me ha dado mucho que pensar, tiene buena filosofía.
    ( última estrofa, tercer verso, creo, que debería ser, podían)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podían si pueden los de podemos, pudiendo, o no, ser vicepresidentes con todo el control de los sueños y los ideales.

      Eliminar
    2. Ja, puede que podemos pudiesen controlar los sueños, pero quieren y no pueden controlar la realidad

      Eliminar
  3. Imagínate un sillón de orejas
    con estilo Luis XV,
    con un orinal bajo el asiento
    preparado para cagarla
    y, allí sentado, en aquel trono
    haciendo fuerza con un podemos.

    ResponderEliminar
  4. No hace falta imaginar
    Una diarrea diaria
    Mierda sobre mierda
    ¿y Podríamos dejar de comer?
    ¿y Podríamos dejar de beber?
    Imagina que podemos...

    No sé, no sé,
    Esto me huele mal

    ResponderEliminar
  5. Yo quiero mandar en España
    y tener el poder que no tuve
    y coaligo con cualquier izquierdista
    si me dan un cetro de mando,
    de lo contrario,
    me cabreo
    no te voto
    y no podemos
    pues, en realidad, como a otros
    me importa un pito España
    lo que quiero es mandar,
    mandar y mandar.

    Sí, no sólo huele mal
    sino que uns nuevas votaciones
    saldrán peor
    porque nosotros, el pueblo,
    está hasta los mismos.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te ha faltado un verso final que dijera algo así...

      Cariño,¿cómo quieres los huevos?

      (¿sabes algo de Pichy? Estoy preocupada)

      Eliminar
  6. Pichy me comentó que estaba de baja por el asma o "por lo que sea de pulmón" y que iba al trabajo solo de vez en cuando y solo allí puede escribir, pero que no tiene fuerza para hacerlo y supongo, ahora, que está mal. Yo escribí a su hija por FB pero no me contestó

    ResponderEliminar
  7. Vaya, que "descargan" bien!

    Da gusto leerlos, amigos. Aquí estoy: presente.

    ResponderEliminar