martes, 2 de febrero de 2016

¿CAUSALIDAD O CASUALIDAD?

Mientras observaba las largas
y desnudas ramas abrazadas entre sí,
formando arcos en el bulevar,
-sombra del verano-
otras, eran podadas.
¡Árboles a ras de suelo!

He sentido un escalofrío
y he echado, dos troncos más
a la chimenea.

Begoña M. Bermejo

2 comentarios:

  1. Muy bueno, amiga. Se me da muy bien logrado.

    Beso

    ResponderEliminar
  2. En tiempos de los romanos
    los barbáros
    se subían a los arbóles
    y se comían a los pajáros...

    Ahora también.

    ResponderEliminar