martes, 7 de mayo de 2013

Un paréntesis hueco



El bagaje de las palabras
pesa en el vacío de su decir.

En un paréntesis hueco
de dentro del eco de unas campanas,
que repicaban notas de infancia 
y juventud,
encontré el equilibrio: olvido.


El pasado agoniza. Extraigo del verbo
el tuétano sangrante,
-los recuerdos tienen cicatrices
que supuran versos de dolor-


…no hay libertad tras el silencio.

Begoña. M. Bermejo



4 comentarios:

  1. Me resulta un poema estupendo, amiga, de mucho ritmo y buen decir.

    Besos

    (noto que ya hemos superado la "alergia" por las rimas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya decía yo que las rochas y la indisposición, que he tenido de ayer a hoy, tendrían un buen motivo...

      Gracias, amigo.
      Besos.

      Eliminar
  2. Esta estrofa, querida amiga, tiene una frase incorrecta (el adverbio "dentro" lleva implícito la preposición "de" y no es necesaria salvo cuando va precedido de algún verbo de movimiento por ejemplo "venía de dentro" y al formar cacofonía como en tu caso, se debe evitar; también hay dos versos asonantes que pueden corregirse: ¿lo arreglamos?

    En un paréntesis hueco
    de dentro del eco de unas campanas,
    que repicaban notas de infancia
    y juventud,
    encontré el equilibrio: olvido.
    -------
    En un paréntesis hueco,
    dentro del eco de unas campanas,
    repicaban notas infantiles
    y de juventud,
    donde encontré el equilibrio: olvido.

    Por lo demás el poema es de mi gusto en su forma, aunque sin querer o queriendo, has reflejado en su fondo, "el tuétano de tu dolor" al recordar tus recuerdos, quizá al compara emotivamente tu infancia con tu vida presente de lucha y responsabilidad.

    No olvidemos que, en los versos y entre versos, el poeta refleja su psicología siempre y saca, sin darse cuenta, o sí, los fantasmas de su subconsciente. Por eso he dicho mil veces que la poesía es libertaria y liberadora.

    No Pichy, las rimas asonantes dan grima en la poesía actual y hemos de vitarla siempre, salvo que, por algún motivo explícito o no, el poeta quiera hacer un poema clásico o un canto por Sevillanas, y para conseguirlo, sólo hay que trabajar el poema y sudarlo verso a verso, palabra a palabra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradecida por los arreglos, no me fijé en el adverbio.

      A los poemas que se les ve el interior tan claramente, no me gustan; tú has visto hasta la cocina... No se puede obviar la realidad y como ando algo escasa de lucidez poética, aunque me obligo a escribir a diario, pues esto es lo que nace.

      Besos

      Eliminar