martes, 9 de diciembre de 2014

SE ADVERSAN LAS ESCRITURAS


Ahora la gracia de Dios no adentra
en la umbrosa  agonía de Gaza.
Naves sin recalos rondan sus mares
porque el bloqueo no tiene fisuras
y cubre desde el alborozo de  la costa
hasta la imprecisa soledad de lo desierto.
David, con sus misiles nucleares,
pretexta la honda de Goliat
y las Escrituras se adversan.

Permanecen prestos los estigmas,
para que los revisionistas bíblicos
—geófagos del Gran Israel—
impongan sus atributos.
El silencio cómplice degluta protestas.
Las multitudes revierten  proclamas
—lágrimas sobre la mar—.

Transpongo la rigidez de la época
con la antropología de las miserias,
y el cielo se me hace de fusiles.
Observo los ocres aterrantes
de las doctrinas sin límites
y subsisto pendular al ostracismo,  
en una relatividad incandescente.




Pichy

12 comentarios:

  1. Es un poema estupendo en el que encontrar un sentimiento a la distancia, la impotencia, hacia una tierra bañada de sangre.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, amiga, por el satisfaciente comentario.
    Beso

    ResponderEliminar
  3. Me quito el sombrero ante el autor de este poema...Buen ritmo, buen estilo, buen tema.

    Ojo: en el verso 14, el verbo "deglutir" está mal declinado, ya que el presente de indicativo que indica acción actual o acción pasada que ocurrió realmente y sería "yo degluto; tu deglutes; el deglute" siendo degluta, el presente de subjuntivo que indica orden, deseo o posibilidad, acción que pudiera ocurrir, pero que no ha ocurrido todavía.
    En este verso, "El silencio cómplice degluta protestas." podría ser un "probable de que ocurra" y sería subjuntivo, pero al enlazarlo con el siguiente verso "Las multitudes revierten proclamas" al estar escrito el verbo en presente de indicativo no casa con el anterior y rechina el oido, ya que o es "degluta y revierta" o es "deglute y revierte" ¿qué te cuadra más?

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, amigo.Tendré que ver con tiempo el asto. —ahora estoy algo enreda´o—

    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Tienes mucha razón con lo de ¨degluta¨, tamaño error —ves el porqué requiero de revisiones—. Bien me quedo con deglute y revierte.
    Gracias + Abrazos

    Pd.- Ojalá te embullaras y los revisaras todos. Ah, y sigo tratando de escribir

    ResponderEliminar
  6. qué más quisiera yo de tener tiempo para todo y además cobrar por la corrección de un poema como hacen otros...jejejeje ¿cuanto me pagas si te los reviso todos de un tirón? por cierto, ¿recibiste el librito?

    ResponderEliminar
  7. No estaría mal que cobrases —si hoy en día, casi, todo se paga—.
    No he recibido el libro, ni acabo de comprar los tuyos —de historia de Cuba—.
    Te comento más por email, porque ya la Senda es pública.
    Gracias + Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Pues el libro debe estar al llegarte...y no te preocupes por los comentarios de por aquí, puedes hacerlo con toda tranquilidad puesto que nosotros no nos metemos con nadie ni a nadie criticamos ni vilipendiamos. Tampoco nos metemos con los gobiernos, ni vendemos nada, ni hacemos pornografía. Es decir, hablamos de nuestras cosas de la vida y, cuando nos acordamos hacemos poesía y la comentamos. Pero aunque esto sea público y así le dije a Bego que lo hiciera fue para ver cuantos adeptos se incorporaban a este rincón de amigos con ínfulas de poetas, pero aquí no se acerca ni se inorpora ni Dios, y pienso que es que estas cuestiones naturales y de la amistad no le interesa a nadie y menos si tiene visos de ser algo serio en lo que se requiere trabajo de análisis poético sin bombo ni platillos, ni premios, ni alabanzas, que se hace solo por vocación.
    Yo sigo escribiendo por aquí lo que me parece bien y conviene a nosotros tres sin importarme quien lo lea, pues si es para su beneficio, me alegraré mucho, y si lo usan para maldad, risa o escarnio, su conciencia no les llevará a la felicidad seguro.
    Solo cuando tu puedas y si lo necesitas te envio yo el dinero, me buscas el librito de la historia de Cuba y de Martí -no vaya a ser que lleves razón y haya sido de verdad un Salvador como Jesús de Nazaret y yo me lo pierda...

    Un abrazo. Me ha gustado mucho lo que me cuentas sobre la amistad, y me abruma pensar que yo no tengo amigos de ese calibre -tal vez de ninguno- salvo vosotros dos -y sois virtuales, ¡qué lástima!- porque yo también creo en la amistad y sus bondades, pero por aquello de no sé qué, yo vivo muy aislado y sin amigos reales y como me gusta charlar y conversar con la gente y no tengo con quien más que a mi esposa, a veces, les cuento cosas a mis perritos que me miran con caras de inteligentes y escuchan. Escuchan, sí, escuchan, porque los perros son auténticos amigos que te esperan en la puerta de casa cuando sales y te reciben con saltos y alegrías cuando vuelves...bueno, dejémoslo

    ResponderEliminar
  9. Ja! Tienes razón en lo de la privacidad y en lo de los adeptos...lo nuestro no es fácil. He invitado a muchos, que pienso pueden aportar, pero parece que leen nuestros intercambios...y no se atreven a entrar al ruedo —ya sabemos porqué—.
    Lo de los libros de historia es que en esta, recién concluida, Feria del Libro sacaron muchísimos títulos, pero son de asuntos puntuales, y mayormente del ´50 a la fecha. María no hace más que vender libros, que manía de librera, de historia y política —como ella les llama a muchos de temas sociales—. Ella comparte conmigo la biblioteca, entonces me dijo que si podía vender en la Feria algunos libros políticos, y...cometí el error de no aclararle que los de historia no eran ¨políticos¨, y ha vendido desde la Historia me absolverá hasta Apuntes para una nueva visión de la historia de Cuba...y eso que estudió 4 años, y se graduó, de Bibliotecología. No sé porqué esta niña me tiene cogida la baja, y tiene justificación para todo. Ya está preparando la Tesis para graduarse de Licenciada en Teología, o ciencia de la religión, y me dice que a ella lo que le gustaría es trabajar en una biblioteca o en una librería: porque disfruta vendiendo libros. Es un caso esta niña-señora, con un marido fotógrafo de arte...par de personajes, con los pies por las nubes.
    Tengo que buscarte algunos libros que abarquen etapas. A últimas comienzo a enviarte aunq sea uno mensual, de temas y personajes históricos, y ya —poco a poco podrás hacerte la idea gral de nuestra historia—.
    Sobre la amistad, no creas, ya la juventud por acá, llama amigo a cualquiera, aunque pienso, que seguirá existiendo. Pasa que la vida moderna es muy agitada y ya no es el trato diario entre amigos. Noto que el desarrollo va acabando con la familia y muchas cosas más, que hacían la vida más llevadera. He logrado mantener muchos amigos, pero no es fácil… cuando no te reclama uno te reclama otro por despego y desatención, mas, en qué tiempo voy a estar llamando y visitando. Sí, los tengo muy presentes y cuando me necesitan ahí estoy para lo que sea. Los hay que hace más de 10 años no los veo, pero sabemos los unos de los otros por terceros, si les pregunta por mí, te dicen que soy su hermano, y dicen verdad —y viceversa—.
    Abrazos
    Pd.- También está, no hay por qué negarlo, que eres un sangrón

    ResponderEliminar
  10. CANTO GREGORIANO -por aquello de sangrón-

    Veni, Creator Spiritus,
    mentes tuorum visita,
    imple superna gratia
    quae tu creasti pectora.

    Qui diceris Paraclitus,
    altissimi donum Dei,
    fons vivus, ignis, caritas,
    et spiritalis unctio.

    Tu, septiformis munere,
    digitus paternae dexterae,
    Tu rite promissum Patris,
    sermone ditans guttura.

    Accende lumen sensibus:
    infunde amorem cordibus:
    infirma nostri corporis
    virtute firmans perpeti.

    Hostem repellas longius,
    pacemque dones protinus:
    ductore sic te praevio
    vitemus omne noxium.

    Per te sciamus da Patrem,
    noscamus atque Filium;
    Te utrisque Spiritum
    credamus omni tempore.

    Deo Patri sit gloria,
    et Filio, qui a mortuis
    surrexit, ac Paraclito,
    in saeculorum saecula.
    Amen.
    ---------------------
    Ven, Espíritu Creador,
    visita las almas de tus fieles,
    llena de gracia celestial
    los pechos que tu creaste.

    Te llaman Paráclito,
    don de Dios altísimo,
    fuente viva, fuego, amor
    y unción espiritual.

    Tú, don septenario,
    dedo de la diestra del Padre,
    por El prometido a los hombres
    con palabras solemnes.

    Enciende luz a los sentidos,
    infunde amor en los corazones,
    y las debilidades de nuestro cuerpo
    conviértelas en firme fortaleza.

    Repele largo al enemigo
    y danos incesantemente la paz,
    para que con tu guía
    evitemos todo mal.

    Danos a conocer al Padre,
    danos a conocer al Hijo
    y a Ti, Espíritu de ambos,
    creamos todo el tiempo.

    Que la gloria sea para Dios Padre,
    y para el Hijo, de entre los muertos
    resucitado, y para el Paráclito,
    por los siglos de los siglos.
    Amén.

    ResponderEliminar
  11. Nocomentes, cántalo en ritmo Gregoriano que es monocorde con simitonos entre dos tonos. Sin escala y libre.

    ResponderEliminar