lunes, 22 de diciembre de 2014

RELIQUIA PATERNA



Vivir para los residuos
es un suicidio de la inteligencia.
Lo restante es el escombro
de la incertidumbre,
o algo insulso que apremia el embarque
en los sargazos sociales, que derivan
hasta que una noche los sumerge.

Sé que existen los días
en que me vencen los plazos,
como también hay noches
en que no logro ser,
ni siquiera parecer uno más,
porque la voluntad no sobrepasa las culpas
y una partitura indescriptible se adueña
las palabras necesarias para evitar los filos
que me han buscado desde siempre.

Soy reo de verdades ocluidas a propósitos,
cuando flotar fue necesidad mezquina
para evitarme los pertenecientes cadáveres
del parricidio mental, que virtualizo
a la hora de rendirme cuentas.
Porque la inocencia es una cifra inexacta
ante la sed de las palabras que condenan
y la verdad es un arma incandescente
en las manos del desamparo.

Pichy

3 comentarios:

  1. Creo que es un buen poema que dice mucho de ti y a todos les puede sugerir algo...sobre todo, es un poema para pensar.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, amigo. Me satisface tu comentario.

    Abrazos

    ResponderEliminar