jueves, 11 de diciembre de 2014

POR ASÍ DECIRLO



Si bien el pánico enmudece
y muchos olvidan los nombres de los victimarios,  
los derechos desvirgados por la canalla
sustentan la furia del pueblo.

Cuando explosiona el ultraje,
esgrimiendo excusas,
y el miedo por el atropellado suplicio
alimenta el sadismo de los victimarios,
los pavores hacen polichinelas clandestinas
portando amuletos entre las sombras.

Crecen las ausencias usurpadas
por el hábito de acoplamientos salvajes,
que encubren las felonías
en que los cuerpos pierden sus rostros
y, sobre sudarios, cargan un número.

Candiles que desafían la lluvia,
por así decirlo,
crean confluencias de abandonos escarpados
y altas deudas contraproducentes
que comprometen el futuro.
Porque cada desliz trae su cruz
y no hay santos para tanta injusticia.

Pichy


4 comentarios:

  1. Me parece un buen poema de acciones que desencadena en advertencia. Aunque yo creo que sí hay, más santos que injusticia, solo que el miedo los esconde.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, amiga. Interesante eso ¨de que hay más santos que injusticias´.

      Besos

      Eliminar
  2. Los Santos Barones están siempre metidos hasta el moño en las intrigas de palacios y sedes presenciales. Yo me santifico con agua de Lanjarón, porque hagas lo que hagas, siempre, siempre, ha habido buenos y malos, depredadores y depredados y no0 hay Paraíso Terrenal que ocupe tierra...pero Paraísos Fiscales hay un montón.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, amigo. Muy bno lo de los parísos ficales.

    Abrazos

    ResponderEliminar