miércoles, 23 de enero de 2013

LA ENSEÑANZA



LA ENSEÑANZA

Supón por un momento
que tienes la llave de la libertad
y encierras tras de ti al cabrón que golpea día a día tu autoestima,
que sientes poder
tanto poder, que qué importa
permitir que escape la sumisión
con un puñetazo por buena conducta.

Begoña M. Bermejo

4 comentarios:

  1. Lo encuentro muy bueno, amiga, estupendo.

    Felicitaciones + Besos

    ResponderEliminar
  2. Ozú, mi arma, ¿quién zerá eze cabronaso?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, por desgracia, unos cuantos.
      Yo les colgaba de un palo del techo, por los güitos hasta que la flojera les quitara su cobarde hombría.
      Besos

      Eliminar