viernes, 18 de enero de 2013

ICONOS Y AFICHES


El recorrido más largo de mi vida

fue el silencio de la arena desierta

sin acatar jamás los designios  ni los afiches

procurando escapar por la verja

tantas veces como pude.

 

Procuré ser libre apartando de mi los iconos

y los símbolos de toda política de normas embudo,

pero no me daba cuenta

que el cambio de los cambios sólo consiste

en la perspectiva del punto cardinal

pero los perros eran los mismos

con distinto collar.

 

El punto álgido de las soluciones sociales

es como un cofre de piratas donde se guardan

los tesoros del mundo de los grande señores

que siempre niegan haberlo escondido.

 

La razón de mi ser fue siempre

la vacuidad del espíritu y la materia,

luchando contra el dios Hermes,

aliándome con Atenea y Apolo

en un mito sin éxito. 
 
© Luis Vargas

4 comentarios:

  1. Me resulta un buen poema, amigo. Me discursa muy bien.

    Fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. Estupendo, aunque la asonancia cardinal/collar denota un poquitín, incluso creo que, una frase tan manida (el mismo perro con diferente collar), no le hace justicia al poema.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, ¡es cierto! no le hace justicia porque no hay justicia para tanto perro, ni perrera donde meterlos y las fraqses cotidianas y manidas, a veces, si están puestas en buen lugar, pudieran parecer justas y cabales y, además, relajan el poema.

      Eliminar