lunes, 21 de enero de 2013

EL LABERINTO


Conmigo aquí

en el patio del jazmín que brota solo

trama la vida

con el orgullo que nace del fuego

originario.

 
"junto al agua, en la hierba, y, no busques,

que no hallarás figura, sino allá en la mente,

continuarse el mito de tu existir aún incompleto,

creando otros deseos, dando asombro a la vida,

sueño de alguno donde tú no sabes" (Luis Cernuda)

 
Belleza ilusionada,

que no decaiga  tu suerte y tu fuerza,

bondadosa ánima

como energía del olmo, de la encina sombra,

huerto,

que nadie se apodere del imperio de la tierra,

que no,

que no desfallezca la semántica del verbo amar,

catarsis hace

y permite recorrer la margen izquierda y derecha,

gritando

la mentira aborrecida, el ardor fingido de una falsa quema,

el sudor

sin abrazos corporales, sin roces de manos, sin ayuda,

ciclones

de las miserias humanas hasta el fulgor de la muerte.

 
"Dos veces no se nace, amigo. Vivo al gusto

del ser. ¿Quién evadió jamás el destino?

El mío fue explorar esta extraña comarca

contigo siempre a la zaga, subrayando

con tu sarcasmo mi dolor, ahora silencio,

por si alguno pretende que me quejo: es más digno

sentirse vivo en medio de la angustia

que ignorar con los grandes de este mundo,

cerrados en su limbo tras las puertas de oro." (Luis Cernuda: Noche del Hombre)


Lo dijiste con inteligencia y astucia. No calles la verdad.

Sigue hablando

¿el loco fue Odiseo o los hijos de Poseidón?

Ulises escapó de Polifemo diciéndo que él se llamaba Nadie,

hirió su ojo cíclopeo

y ciego gritaba Polifemo ensangrentado...

¿quién te hizo esto?

Nadie ha sido, le dijo a sus congéneres...


Las palabras pueden salvarnos o engañarnos,

ser verdad o mentira

según se mezclen con las motivaciones diversas

que justifican los actos de cada uno;

cayó la civilización Minoica, cayó Troya...

las sociedades cambian y se renuevan

y es hoy

el momento de Europa, la muerte del Minotauro

de los "mercados" que serán acorralados

en el Laberinto.


Seguiremos adelante con las palabras

hasta encontrar

la nueva senda de la verdad: la mesa donde poner

las cartas boca arriba

y podremos leer el tarot del futuro donde se diga:

¿ves? el deseo no es la realidad

hónrate tú para que te honren, se limpio de corazón,

no hagas hueco a la  ausencia

ni falacia con el verso

ni corrupto

ni animal.

© Luis Vargas Alejo

4 comentarios:

  1. Estupenda composición, que bien parece un diálogo con Cernuda,intentando drenar los actos del ser humano.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, amiga, me gusta dialogar con algunos poetas. Por eso lo hago cn vsotros

      Eliminar