domingo, 20 de enero de 2013

POEMAS DESDE LA OFICINA 2_BYE, BYE

ROMANCERO FINAL


Y que Vd. me llevó al huerto

Creyendo  que me quería

Y  me dejó casi muerto

En  medio de la porquería.

 

Fue  el día que me contrataron

Y  firmé por compromiso

Obligado  por el paro

Y  los tiempos que corrían.

 

Se  apagaron los crisoles

Y  usé sus ordenadores;

De  una hora en otra hora

Me  tocaron los "cojones"

Y  yo callado diciéndome: Bueno, tendrán sus razones.

 

Dale que te pego al intro

Se  me abrieron las pantallas

Como  rosas y jacintos,

Y  de siete horas al día

Pasaron  a ser catorce

Pero  el sueldo no subía.

 

Mis churumbeles lloraban

y no podía revelarme:

el salario me sonaba 

en el oído a poco

pues antes del día veinte,

ya no hay ni pa’cocido,

mientras esperaba un incentivo

que nunca jamás llegaba.

Así pasaban las horas

maldiciendo yo el sino

pues aquella tarea de espinos

hacían sudar mis canas como un río.

Yo me quite la corbata

Vd. la chaqueta parda

exhibí mis cuatro razones

e hice varios intentones

pero Vd. es el que mandaba.....

Pues mire Vd.,¡ ni nardos, ni caracolas

ni más puñetas, ni más horas

aunque salga el sol o la luna

por Antequera, Sevilla o Osuna!.

…Aquella noche corrí

el peor de los caminos

montado en piedras de rasca

sin zahones ni estribos

pero tuve que decirle

aquello que no quería: ¡basta!

 

Sucio del trabajo ingrato

Vd. me llevo al huerto

Haciéndome creer medio tonto

más que tonto, un lirio muerto.

 

Me porté como quien soy

como un trabajador honrado

y Vd. aún más despiadado

me exhibió el contrato en el río

me anunció el finiquito

y me dejó helado y con escalofrío.

 

Cuando llegué a la oficina

Ya no tenía despacho

Ah, Dios míos, que me lo está

Poniendo a huevo…¡que depresión me entró!

Acababan de romper el contrato…

Y yo, salvao, ¡que idiotas!

Se vieron en el juzgado

Y allí…me dieron todas las cuotas

Y me fui. ¡adios, bye, bye, ¡

© Luis Vargas alejo
 
Granada, febrero 2004 

 

4 comentarios:

  1. Jajaja! Esto no tiene desperdicio...qué siempre has tenido bien abiertas las "entendederas", no caben dudas, y de que eres pícaro para el duelo; mucho menos.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y así escribí y dije a mi Director, cuando me fui de la Empresa en el 2004, después de tanta ingratitud. En aquella época rimaban mis versos y no eran versos-inversos, sino balas de cañón, pues era tal la desazón, que opté, con razón, mandarlo todo al carajo, jubilarme, lavar mis versos con estropajo y no volverme a arrimar a una Empresa, ni rimar jamás un verso más. ¿Qué te pareció?

      Eliminar
  2. Siempre has tenido ingenio...
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Pues, me parece bien...cuanto quisiera yo, poder imitarte; pero, si trabajando tengo que hacer "maromas", sin trabajo me las vería gris.
    Ellos perdieron un Especialista; España, ganó un poeta.

    Abrazos

    ResponderEliminar