martes, 29 de enero de 2013

MIS BARQUITOS DE PAPEL

      
 No obstante el dolor y sus náuseas

déjenme retomar los sueños fabulosos

ejercitando una infinita adolescencia

en el ahorque de las fatalidades del presente,

para que sean de otros las conclusiones.



Diestras las fuertes manos que deshuesan
 
cualquier razón para un futuro cierto

en la deriva que propicia las varadura,

por muchas causas en la ausencia de dios.


Pierdo el astrolabio que podría situarme

dentro de la ciudad que me evita,

haciéndoseme de invocaciones azules

frente a un mar que me requiebra indolente

vertiendo la sal en las amarguras de mis roces.


Qué fuera de mí sin los barquitos de papel

—rescatados entre los mayores infortunios—

que me recuerdan mi nombre en sus amuras,

cuando regreso para llamarme Ulises.

Pichy

7 comentarios:

  1. En la primera estrofa para una buena lectura delante del árticulo "el" pondría la preposición "a"; al leer se produce una contracción "al".

    La tercera estrofa me resulta muy angosta con tanto pronombre me, y su enclítico uso.

    He de rescatar la segunda y última estrofa, creo que son el verdadero poema.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, amiga. Notadas las obs, lo examinaré a tu luz.

      Besos

      Eliminar
  2. A veces, aunque se dice que el adjetivo sigue al nombre, si es al revés, el verso suena mejor, y si en vez de pronombres personales, se ponen artículos, también, y si además no usamos gerundios y lo cambiamos por un tiempo verbal distinto con un pronombre relativo delante, pues mejor que mejor, y si además en los dos últimos versos sintetizamos un poco, pues ya, pa'que decirte:

    "No obstante el dolor y (las) náuseas(,)
    déjenme retomar los (fabulosos) sueños
    (que ejercitan) (la)infinita adolescencia
    y ahorca el fatal presente,
    para que concluyan otros.

    La segunda estrofa intenta hacela más genérica y en tercera persona, es decir, evitando el pronombre "me"
    y diciendo con naturalidad algo que ves desde fuera de ti, aunque sea tuyo:

    "Se pierde el astrolabio que sitúa la existencia
    dentro de la ciudad que evita,..."

    Y la tercera estrofa, perfecta. Es más, si tu pema fuera sólo la 3ª estrofa sería genial, pues sería un lamento sugerente, evocador y lleno de palabras entre líneas.

    Te quiero, amigo




    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, amigo. Notada, las obs y sugerencias.

    Fuerte abrazo

    (El cariño es mutuo.

    ResponderEliminar
  4. Una vez más, les declaro mi infinito agradecimiento. Y les patentizo, que me resulta una suerte poder contar con Uds.

    Pido a dios porque nunca me abandonen (que les de mucha paciencia, muchísima).

    Sentido beso, a la buena amiga; abrazo al buen amigo.

    ResponderEliminar
  5. Que no hombre, que lo hacemos con gusto y amor y porque sólo somos tres es por lo que formamos un trio perfecto, porque si fuéramos 5 -por ejemplo- sería un quinteto- y ya no sería lo mismo. Creeme, estamos atados por la palabra y lo que uno diga lo hacemos nuestro los demás y esta es la globalización perfecta: al hablar nos escuchamos y nos complementamos y no damos vaivenes sino que estamos los tres del mismo lado, porque lo que tu piensas y escribes yo lo comparto y viceversa. No te preocupes que no te abandonaremos si tú no nos abandonas y si te vuelves a ir a Vietnam, o a la Conchinchina, nos vamos contigo

    ResponderEliminar