miércoles, 9 de diciembre de 2015

POEMA APALABRADO

Cundo las pistolas con las que se fusila
llevan el roel circular del gobierno
todo es muy in, armas construidas
ex profeso para lances de hielo
que lo congelen todo

Sí, digas lo que digas, los capeos 
van en la mano derecha
de Judas...

Prueben, prueben si no a tirotear
con un ojo tapado,
al pavo con trufas, servido
en cenas sobre loza.
¡Za! no hay quien lo malee.

Ah, y puede que boyes ahí o allá,
te cenes eso, aquello
o el rebote de las balas
de algún aliado,
pero sólo la poesía apalabrada
sirven para el desarme,

aunque se pierda.

Begoña Martínez Bermejo

9 comentarios:

  1. Dije que se podia intentar...pues aquí está, aunque por meter todas las palabras de la partida no sé si tiene mucho sentido el poema, y tambien puede que se me haya quedado alguna por el camino.

    ResponderEliminar
  2. No sé donde ni por qué dijiste: ¨que se podía intentar¨, amiga mía; pero, el poema se me da muy bien.
    Me gusta su ritmo, lo que me llega...y la interjección, ¡Zas!, me resulta de perilla.
    Valga, por sincera, la manida expresión: Es un placer leerte!

    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo. Este poema viene de una partida que jugué con Luis al apalabrados (hacer palabras cruzadas con letras sueltas y con diferente puntuación cada una), y cuando esta terminó y en la que perdí, Luis me dijo que se podría sacar un poema y yo le dije que se podía intentar... Ya ves como me pica para que escriba, y se lo agradezco.
      Besos

      Eliminar
    2. Pues, vale que te haya empujado.
      Ganarle al señor no es fácil...
      Yo me estoy empujando...a ver si termino con los dos barquitos que me tienen la vida hecha talco. Ahora, tengo un descansito mientras espero llamada de Curazao. Qué lucha; para tan poco dinero. Para más ¨felicidad¨ el técnico de la PC tiene problemas personales...es solo resetear el disco C e instalar, nuevamente, el Windows. Bno, tengo la esperanza de que antes de finiquitar el año, poder incorporarme a la Senda.
      Beso

      Eliminar
  3. He leído dos o tres veces este poema y, la verdad, me ha dislocado, pues no sé si es bueno o es malo. Si dice algo o no o si es posible mejorarlo. Tampoco sé cómo has podido sacar las palabras del juego si cuando se termina ya no se puede recuperar...
    En definitiva no sé como clasificarlo pero lo voy a intentar.

    ResponderEliminar
  4. Cuando apalabré contigo
    recortar de un juego de palabras cruzadas
    la composición de un poema absurdo,
    nunca pensé
    que pudiera nacer del roel de un escudo de armas
    los conciertos de los gobiernos para la guerra,
    ni tampoco que todo eso fuera el inicio
    de un prefijo castellano que siempre ha de anteponerse
    a un lexema para formar una palabra como in-suficiente
    cual "lances de hielo que lo congelan todo".

    Y capeando, capeando, has salido por peteneras
    al dar un lance con la mano derecha de Judas
    ¡qué horror!
    porque Judas nunca fue torero, sino "vende amigos"
    traidor entre los suyos con los ojos ciegos de avaricia
    y !zas!...con la conciencia tapado lo maleó.
    Pero sí es cierto que solo apalabrándose
    se pueden conseguir los mejores negocios,
    los mejores consensos o los mejores aliados
    para versificar, ahí, allá o acullá,
    en una cena, en una comida, o simplemente
    en una esquina de la quinta avenida.

    Y nunca se pierde nada por intentarlo.

    © Luis Vargas Alejo



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro apalabreo estupendo, amigo. Qué bien!
      Ahora, la poesía del absurdo suele ser muy rica en nuevas imágenes, en ritmo, etc., digo yo...que sigo ¨encantado¨con el poema de Bego.

      Abrazo

      Eliminar
    2. Yo no lo sé...tal vez sí, tal vez no...quizá tengas razón

      Eliminar