martes, 22 de diciembre de 2015

EL MUNDO ES UNA BOLA DE CRISTAL

El mundo se reconcilia en estas fechas
con turrones duros o blandos
que engañan los sentidos.

Nos queremos como la trucha al trucho
porque estamos a final de año
y es Navidad

A lo mejor hay quien no puede brindar
por ser pobre o desahuciado
pero le queremos también.

Vivimos estos días como si el resto
no fueran importantes:
nos da igual.

Las familias se juntan, soportamos al cuñado,
a la prima, a la tía, y sentamos a un pobre
en nuestra mesa.

Luego no los vemos durante el año
ni nos ocupamos de querer a nadie
pero hoy es Navidad.

¡Mira tú qué cosas!

Y es que nos creemos lo que nos cuentan
sin pensar si es cierto o verdadero:
creencias y tradiciones.

El mundo es una bola misteriosa de cristal
que el adivino le pregunta en vano
y oye desatinos.

No creas que estas fiestas son mejores
que otros momentos de nuestra vida:
¿para qué mentirse?

No obstante yo comprendo y acepto
que hay que tener una ilusión, un sueño
para soportar esto.

Si dicen que es Navidad, sonemos las panderetas,
hagamos una romería y de zarzal en zarzal,
no hagamos caso de la niebla.

..Y mira como beben los peces en el río...

© Luis Vargas Alejo




2 comentarios: