miércoles, 30 de diciembre de 2015

DÍA 30 DE DICIEMBRE


Hoy es el día proemio
que va delante del d'elfin
y correrá la juerga y los champanes
la insólita alegría de un final
la tristeza de muchos indigentes
y el gluguteo del pavo que ha de morir.

Después, tirados por los suelos
como mendigos
e ilustres carcamales borrachos
esperarán nuevos pactos, nuevas encomiendas
y nuevas perspectivas de "tomo y lomo"
mientras los demás,
empezarán las calendas de enero
como continuación de la rutina, la normalidad
buscando el sol los sombreados
y sombra los de mucha luz.

Pasado mañana, será un día normal.

© Luis Vargas el Alejo

4 comentarios:

  1. Qué pena que se vea normalidad, en la devacle del ser humano, en el egoismo, la avaricia...
    Un estupendo poema.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Dice bien este buen poema, amigo mío...al final de los finales: le hacemos buenas "pascuas" a los comerciantes. Pero; no se puede negar que, para algunos, sirve al sostén, deteriorado, de la familia. Sí, porque esos días no faltan familiares a la mesa...en verdad, es un tema para mucho hablar. Mucho disfrutee dan tus poemas filosóficos, sociales...por esos rumbos: te luces!

    ResponderEliminar
  3. Ya pasó la Navidad, fin de año
    y Reyes,
    se fueron a coger estrellas
    con rumbos desconocidos
    a la soledad del tiempo atrás,
    dejando al descubierto el porvenir
    siempre por llegar.

    Y nos dejaron con el tiempo en el trasero
    esperando nuevas estaciones,
    nuevas esperanzas
    nuevas calamidades
    nuevas soledades.
    ¡Adios 2015, adios! da paso al futuro
    y vuelve en cuanto puedas.

    ResponderEliminar