martes, 2 de julio de 2013

ME VOY QUEDANDO SIN POEMA



Me voy quedando sin poema

Un patio de luces:
ropa tendida,
peleas de enamorados,
sombras de alcahuetas tras los visillos.

Lloros de niños, rabietas,
el trino de un canario
enjaulado en su propia libertad.

Observo las palomas,
picotean el pan duro
que la vejez ablanda en leche
y el hambre no escatima.

Polvo saliente de una gamuza,
estornudos,
potaje, lentejas
agarradas,
perfume a ropa limpia,
olor a hogar.

La novela de las doce, el cartero
otro desahucio...

Ejecuciones que se cobran
restándole estrofas
a los patios de luces.

Begoña M. Bermejo

4 comentarios:

  1. Me resulta un buen poema, amiga. Noto, que asumes el realismo claro.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, amigo. Hay que adaptarse...
      Ahora veremos que dice el profe, debe andar derretido, está apretando el calor y ya sabemos cuanto le gusta.
      Besos

      Eliminar
  2. Me gusta tu poema, tu patio, tus peleas de enamorados, tus niños, el canario, el pan duro, las lentejas, el hogar ¡¡¡psiiiiiiii!!! y a tele bien apagada para no oír el ruido de las estrofas al caer. Con lo más sencillo y cantando, puedes ser muy feliz.

    (lee en Facebook a Pablo G. Bao, que escribe cosas muy cotidianas. Búscalo, te gustará)
    ------------

    Una cazuela de versos
    en medio de un "chiringuito"
    cerveza fresca,
    niños bañándose,
    ola que viene, ola que va,
    y tú disfrutando
    de la brisa marina que hay
    entre el patio de luces
    y el mar.

    © Luis Vargas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco algo de Pablo G. Bao, en la antología que me recomendaste "Poemas para cruzar el desierto", aparece y la verdad que es un libro que leo, una y otra vez.

      Un poema muy bueno el tuyo.
      Gracias, besos.

      Eliminar