jueves, 18 de julio de 2013

Nos falta el madrigal



        

Hay sentencias que anidan en la carne

y se propagan en cada aliento,

en el susurro de la mínima palabra

para el desahogo y el alivio.

Escudriñan entre los espacios saqueados,

en las fábulas evocadas al reverso

de las mejores ideas para el avance, 

buscando el gris de las mantis

que deserta al finalizar la madrugada.


Tenemos palabras abiertas a la sangre

que se extienden más allá del horizonte,

alcanzando terribles resonancias azules

en el crepitar de los himnos

de los vertiginosos pensamientos libres.


Nos falta, desde siempre, el madrigal

para enaltecer el silencio que se recrea,

entre el deseo y la comisura de los labios,

de esa mujer que se exhibe segura

contra la hecatombe de este mundo.


pichy

4 comentarios:

  1. Escudriñan entre los espacios saqueados,
    en las fábulas evocadas al reverso
    de las mejores ideas para el avance,
    buscando el gris de las mantis

    (En esta estrofa se rompe el ritmo del poema -que dicho sea de paso me parece muy bueno y con un gran ritmo- en el 3º verso con la preposición para. Yo lo cambiaría así: "de las mejores ideas que el avanzan" y te voy a DECIR POR QUÉ, YA QUE TU ERES TAN AMABLE DE DECIRME CUANDO NO MIDO BIEN ALGÚN VERSO.

    Escudrîñan entre los espâcios saqueâdos, ACENTO FONÉTICO EN SILABAS 3-9-12
    en las fâbulas evocâdas al revêrso 3-8-12
    de las mejôres idêas que avânzan 4-7-9
    buscândo el grîs de las mântis 2-4-7
    que desêrtan al finalizâr la madrugâda. 3-9-12

    El acento rítmico recae en sílabas múltiplo de 3 en el 1º-2º-5º verso y en el 3º-4º multiplo de 2-7 y 3, con lo que la sonoridad se hace casi perfecta puesto que hay asimetrías, pero que resultan bien. Y para mejorar el ritmo deberían haber sido todas pares o impares

    ResponderEliminar
  2. Amigo mío, ante todo, mi agradecimiento, por la dedicación y el exhaustivo análisis; que tanto me beneficia.
    Ahora, cuando usas las mayúsculas para explicarme, percibo enfado. Cuando dediqué mi tiempo en el detenimiento de la métrica de tu romance, ten por seguro, lo hice con la mejor fe, y, en la intención de resarcirte de todo el tiempo que dedicas al mejoramiento de mi decir. Además, siempre reclamas que analizo poco —y es, que poco sé—, entonces, aprovecho las facilidades para el análisis de rimas y métricas; para, tirarme más a fondo. Pero, lo hice con todo el respeto que te profeso —amén de estimación y cariño—, incluso, elogiándote; pues no albergo la menor duda de que si lo intentaras con seriedad, lo realizarías con excelencia —tal, te comenté—. Pero, no voy a detenerme en esto; paso la hoja. Si en algo te molesté: pídote la aceptación de mis disculpas.
    Bien, ahora —aprovechando el buen ánimo; con el que he amanecido—, noto que vas asimilando el Curso. Es verdad lo que señalas sobre el ritmo métrico acentual; pero, te confieso, que aunque no me era desconocido, jamás lo he utilizado (ni en rimas, ni en versos libres) y no sé si llegaré a utilizarlo. No todo lo planteado en las lecturas al respecto, me satisface. Anoche, después de leer los textos, me he detenido en algunos poemas de poetas destacados —incluyéndote— y noto, que me resultan más los versos que guardan ritmos asimétricos. Pero, esto es sólo un comentario; más adelante quisiera que nos detuviéramos al respecto, para sacar nuestras conclusiones. Sabes bien, que el ritmo es mi mayor defecto, y, si aplicando estas teorías puedo mejorarlo; pues, debo aplicarlas, y estoy dispuesto. Mas, deseo interiorizar y profundizar más, antes de asumirlas; por lo que dejo el tema pendiente, si estás conforme, claro.
    Regreso al poema. Es verdad que al terminar el verso anterior en “palabra”, la continuación “para”, crea una asonancia interna muy señalada, que a mi ver, es la que rompe el ritmo de la lectura —a tu señalamiento, se me revela plenamente—. Me resulta muy bien, la recomposición que presentas como ejemplo.
    Lo trabajaré a la luz de tus consideraciones.
    Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Tranquilo hombre que yo ni te regaño ni me enfado. Y mucho me alegró tus apuntes del Romance. Lo que pasa es que escribo muy rápido y, a veces, sin querer, le doy a las mayúsculas y sigo escribiendo sin darme cuenta, pero nada de enfado, mas bien ineptitud del que escribe.

    Lo de los acentos fónicos ya lo he explicado en alguno de mis temas expuestos como aproximaciones aL HABLASR DEL RITMO, pues no puede haber ritmo si no hay un compás apropiado en la fuerza del sonido del acento en cada verso bien alternándolo en las sílabas pares o impares. Más que ritmo es compás o sonoridad musical. Y aunque el ritmo sea simétrico o asimétrico, ambos, llevan una forma especial de conjugar el lugar acentual de las palabras en el verso para que el ritmo se pronuncie y acreciente y sin esa cualidad no hay ritmo. Eso es igual que el octosílabo, que son los versos que sin querer salen en lengua castellana porque es la frase normal del idioma. >Pues lo mismo pasa con el ritmo que sin darnos cuenta, acentuamos en las sílabas pares o impares.

    Por ejemplo:
    Poco aprendí en el curso 4-6
    y nada pareciome nuevo... 2-6-8

    ¿ves?, todo lleva el acento prosódico u ortográfico en las sílabas pares, sin pensarlo ni quererle, porque el ritmo va en la propia profesionalidad o vicio de escribir.

    Un abrazo y espero me digas si ahora está bien el Romance Heroico a Don Quijlote (D. y Don es la misma sílaba que tu no has contado)

    ResponderEliminar
  4. Ah! Ya te envié un msj al respecto. Es que tengo en alta estima tu amistad, y no quiero desmerecerle por nada. Sí, que has tocado el asunto en tus ensayos; pero, para serte sincero, en esto del acento rítmico no me he detenido. Tendré que dedicarle su tiempo...sí, así como se me dan los octosílabos, debo procurar en los demás...pero, ya lo dices "el ritmo va en la propia profesionalidad o vicio de escribir". Porque, escribir como en las estrofas clásicas, contando sílabas y acentuaciones, es una pesadez.
    Tienes razón, además de que eres humilde en el ejemplo, porque sé; no has aprendido nada. A mí, me va sirviendo para refrescar y reafirmar lo aprendido contigo, y, lo más importante, evaluar la asimilación y aprendizaje: ya que me veo obligado a responder.

    Abrazos

    ResponderEliminar