lunes, 15 de julio de 2013

Novísima igualdad





Entonces
el rufián come mariscos
en esta urbe bloqueada
—orfanato de humildes—,
impúdicamente sensual
entre sus versos rumbeados.
Mientras el obrero suda
intrascendente
luchando  la pervivencia.

Esta ciudad es una isla
profusa de exactitudes
en la equidad
de sus extrañas desigualdades.


Pichy

7 comentarios:

  1. Creo que es un poema (con ritmo sintético y bien conseguido) muy definitorio de lo que pasa en "algunos" países donde los revolucionarios son caciques y los caciques revolucionarios, semejante a lo que pasa en los países que pareciendo del primer Mundo, son del Tercero o Cuarto y los que antes eran del llamado Tercer Mundo, emergen y son hoy del primero. Es la ley del Péndulo de Foucault.

    Entonces
    unos comerán
    lo que no comieron jamás
    y otros muertos de gula
    y escarnio
    serán humildes
    en las cárceles.

    Pero la equidad
    no podrá superar nunca
    la ley del equilibrio,
    donde para que haya luz
    debe haber sombras.

    Las desigualdades sociales
    siempre vienen dadas
    porque nadie es igual a nadie
    y las diferencias individuales
    superan y contradicen
    el honor, la honradez y la casta.

    © Luis Vargas

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por el comentario, ameno, y el buen poema acompañante.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. La verdad que sí, que injusta es la vida. Y Como dijo Saramago:No sólo hay desigualdad en la distribución de la riqueza, sino en la satisfacción de las necesidades básicas.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Pues no es por daros envidia, pero yo me comí un arroz con bogavante en la playa que me salía el "chorreteo" por la rajilla de la cicatriz...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi es que el marisco me produce dolor de bolsillo, pero algo de envidia si que me das.

      Besos.

      Eliminar
  5. Ala! Que todos sabemos que eres un vivebien.
    Jajaja, sabes que tienes que comer con mesura...porque sino, te pasan la cuenta la diabetes o el organismo al que has dejado sin vesícula. Aunque, un día es un día.
    Que te sea de provecho!

    Pd.-Acabo de almorzar un pedacito de merluza...que el resto del almuerzo...ni para los perros.

    ResponderEliminar