martes, 4 de febrero de 2014

MOCEDAD

Se procuran la idea del gozo
mientras el escarnio
paralelo
de las manos y el placer
subraya sus siluetas.

Del molde,
rezuma filosofía carente
que apunta sin pudor
hacia la entrega y el domino,
logrando, como única verdad,
provocarse.

En el relevo del afecto
verbalizan los sintagmas
del fracaso;
ignoran que el desarme
impera en el sustantivo.

-El ensayo conforma la imagen-

Begoña M. Bermejo


17 comentarios:

  1. Y por qué? Yo creo que no se me da nada bien escribir sobre lo que veo - por mucho que intente meterme en sus carnes-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé por qué esa dificultad...con la imaginación que tienes! Siendo hombre, me resulta muy fácil, hacerme cargo de lo que sentiste al ver a tu niña, luego del alumbramiento. Puedo imaginar, detalladamente, lo que ha de pasar por la mente de un condenado frente al pelotón de fusilamiento. Miro a un tipo tirado en una esquina y puedo imaginar decenas de motivos...hasta imagino lo que pasa por la mente de un ucraniano protestando en las calles de Kiev. Si tuviese que escribir, siempre, de mí y de mí, tendría que repetirme más, de lo que ya me repito. Oigo, a muchos poetas, decir ¨que uno escribe un sólo poemario —con dos o tres temas— en toda una vida: aunque publique treinta¨. Decía Victor Fowler, hace unos días, que estaba valorando no publicar más poemarios; porque, notaba que se estaba repitiendo mucho. Si hoy te digo esto, es porque Luvar me lo hizo ver. Él es el culpable de que yo le de voz a otros personajes, de que trate de separarme de mi ¨yo¨ —cuando pueda, claro esté—. Por ej, sabes que escribo mucho sobre temas sociales...pues, la mayoría de las veces tengo que situarme en otro país, en otro contexto. Tratar de universalizar la actualidad, no puede resultarte difícil en este mundo tan globalizado. Bno, esto es lo que pienso. De todas formas, te va muy bien con tu forma y decir; así, que no necesitas meterte en piel alguna. Y si no se te da escribir sobre lo que ves —cosa que no comparto—, sigue escribiendo sobre lo que sientes; que bien lo haces —aunque, pienso, que lo que ¨sientes¨se imbrica bastante con lo que ¨ves¨y ¨oyes¨—.
      Beso

      Eliminar
    2. La dificultad es poetizar lo que veo, mi imaginación me puede llevar a mil situaciones pero no se expresarlo en un poema. Me agarro a la metáfora y los textos son embarragosos y en narrativa soy un caso con la sintaxis. Y si lo logro, te aseguro que no se como lo he hecho.
      Te agradezco todo cuanto me dices, que me vale más que el amén o sea, del comentario de marras que debatia sobre este tema. Yo de escritura se bien poco, y mis comentarios son opiniones personales que carecen de base. Deseo aprender en todos los aspectos, y hasta que todo me quede claro, soy muy testaruda, pero entiendo que no hay tiempo, aunque prefiero una semana de diálogo hacia un solo poema, que 5 estupendos.

      Intentaré presentar poemas dejando mi "yo" en descanso, no todos.
      Reitero las gracias.
      Besos

      Eliminar
    3. Pero es que yo encuentro tan creativos tus poemas y narraciones...qué no sé qué decirte. Dices no dominar la sintaxis; pues, qué diré yo, que no tengo ni idea de las leyes de esa señorita. Bno, ya he comentado, que cuando digo estupendo; es porque no tengo más que elogios —y no es de nuestro beneficio y propósitos extenderse en los mismos, digo yo—.
      Pasa, que soy más tolerante con las formas y si entiendo, o me llega, o me ¨suena¨ bien, no busco nada más allá; porque, en la poesía que leo, encuentro muchas de nuestras ¨faltas¨...mientras que el poema me resulte a la mente o al oído, mientras se realice en mí, o algo me diga o sugiera: me vale. No necesariamente tengo que entender, lo que dice el poeta; me atengo a lo que me dice a mí, aplico siempre el pensamiento de Octavio Paz —del que tanto gusto— "La poesía es conocimiento, salvación, poder, abandono. Operación capaz de cambiar al mundo, la actividad poética es revolucionaria por naturaleza; ejercicio espiritual, es un método de liberación interior. La poesía revela este mundo; crea otro... Cada lector busca algo en el poema. Y no es insólito que lo encuentre: ya lo llevaba dentro." Claro, por ser la Senda nuestro Taller, está muy bien que nos señalemos todos los detalles, que vayamos hasta el máximo y nos detengamos en todo; porque el objetivo es mejorarnos. Por eso nos agradecemos toda crítica, y tan bien ha de resultarnos la sapiencia de Luvar: que sí domina la sintaxis, y demás, de nuestra lengua. Para mí, la Senda es una suerte. El haberlos conocido a UDs dos, me resulta la mayor ganancia obtenida de la red.
      Encuentro que tienes una ´voz¨ muy fresca, muy actual, de enfrentar el poema —mucha ¨gracia y amenidad¨, al escribir—. Creo, que debes usar la persona con la que más cómoda te sientas —eso, no resulta relevante; a mi ver—. El hecho de que yo use varias, va con mis intereses —más allá de lo indicado por Luvar—. Siempre un escrito llevará de nuestras experiencias de vida, de nuestra filosofía, etc. Y este poema, se me da muy, pero que muy bien, a mi gusto; lo que no significa, que otros lo tengan por igual. A Luvar puede no resultarle, está en todo su derecho (más allá, de que es nuestro tutor —por derecho propio—, o por eso mismo; puede que note, lo que a mi psiquis escapa).
      Besos

      Eliminar
  2. No entiendo nada de estos comentarios ¿es un diálogo? ¿y qué quieren decir?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón. Yo tampoco lo entiendo y eso que uno es mio.

      Eliminar
  3. Pues, hay poco que entender. ¨Algo¨ has de haber sentido, o pensado, al escribirlo. Quito la coma después de pudor y la paso para dominio, y se me da muy buen ritmo. A mí, me suena a placer y se me realiza el poema en el moropo —cabeza— estupendamente bien. Qué les parace?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me referia que no entendia los comentarios (como Luvar): cuando he contestado a tu primer comentario, lo he hecho como comentario al poema, dejando así dudas a lo escrito.

      Ahora muevo la coma, creo tienes toda la razón.
      Me parece que tu moropo y mi chola -coloq.cabeza- se llevan bien, la poesía les une.
      Muchas gracias, amigo.

      Eliminar
    2. Vale, amiga. Por acá también se dice chola.
      Beso

      Eliminar
  4. Ayer paseé
    junto a los juncos de la ribera del río
    que son como niños que cuidan el agua
    creciendo al donaire del riego que fluye
    por los cauces que surcan todos los valles.

    Y tuve la sensación de ver el poema
    escrito en acuarelas de recintos secretos
    donde los barbos son hados vestidos de escamas
    entre piedras de musgos sagrados
    cuya belleza, nadie puede superar, en escritura
    de versos.

    Los filamentos del alma
    son como juncos que van creciendo.

    Sólo os puedo decir eso.

    © Luis Vargas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A bordo de un galeón, en busca de nuevos mundos
      conocí a un sireno con voz de ángel.

      Decía que los hados, no existen,
      que la vida de los ríos,
      en el fondo, es pedregosa
      y que las corrientes
      te empujan a vivir en el mar.

      Creí que habia sido hechizada...
      y entre oleajes, desenterradores de talófitas
      que impregnan de verdín las rocas de los faros
      y manchan las orillas
      de las ensenadas mas bellas,
      quise nadar a contracorriente,
      y soy un ser terrenal.

      Begoña Martinez







      las algas lavan tu tez



      Eliminar
    2. ¿y quién es ese sireno? ¿no sería un sereno?

      Eliminar
  5. No, no. Era sireno y debía ser algún primo del barbo.

    ResponderEliminar
  6. Buena controversia poética. Están debutando como repentistas?

    Bien, por los dos.

    Poseidón los guarde a su seno

    ResponderEliminar
  7. Lo que quiero decir con mi poema es que "poetizar lo que se ve, se toca, se huele, se oye o se saborea" realmente es muy difícil porque todo eso tiene que provocar una impresión x en la zona cerebral de las emociones y, ésta a su vez, enviar órdenes precisas a la zona cognitiva para que emprenda acciones de escritura creativa, la cual depende, de la capacidad de conocimientos verbales, técnicas de poesía y capaciadad espacial de crear imitaciones de la realidad con la realidad sensorial inicial proyectadas cognitivamente. Y, aún así, con todas esas capacidades humanas a nivel óptimo, no conseguimos convertir en palabras poéticas o literarias las emociones en su belleza total o grandeza sensorial, porque ambas cuestiones están en planos distintos, es decir, lo llamado espiritual -sensitivo-emocional- se convierte en materailidad artística no en sí, sino en mi, y al transmitirlo se desvirtúa por ser una dualidad de la personalidad como parte de un todo y no como el todo en si. Por lo tanto, cualquier arte es una imitación de lo sentido realmente como parte de la unicidad del sentimiento, difícil de expresar con la materialidad el lenguaje, pero posible como acercamiento y proximidad de tal sentimiento. Todo depende de la finura, exquisitez, conocimiento y versatilidad que tengamos a la hora de concebir el poema como una imagen reveladora, a veces borrosa y confusa, pero que tenga la cualidad de emocionar o hacer pensar a otros porque, de verdad, revele algo al sentimiento ajeno.
    Los grandes amestros, los grandes artistas, tienen y han sentido ese mismo problema, pero su capacidad de conocimientos, memoria y lenguaje y sus relaciones con la extracción de la bello de la naturaleza y su yo personal, era muy alta. Otros nos conformamos con explicar qué sentimos, pero sin llegar a la obra de arte cuasi perfecta. De ahí los cantos populares, la música pop, la poesía estructurada en versos, estrofas, poemas y demás, y el poema popular y el antipoema, sobre todo, la vulgaridad del verso ripiado.

    ResponderEliminar
  8. Pues, dices bien...la tarea no es fácil. Aparte de aptitudes, hay que sumar conocimientos y sudor.

    Abrazo

    ResponderEliminar