viernes, 14 de febrero de 2014

Digo...

Y no es que yo quiera decir
algo que nadie dijo,
lo que pasa es que yo hablo solo
y me creo que las palabras
son asuntos secretos,
guardados en un cajón de doble fondo
y revueltos como los fotografías
en blanco y negro de mi abuela Jacinta,
y cuando las descubres y las ves
no sabes el significado.

Por eso cuando digo es que digo
y si al decir siento
es que lo que he dicho, es verdad:
sólo que tú no lo entiendes
y yo tampoco
porque la palabra es una convención
cuyo significado, a unos convence,
a otros no.

© Luis Vargas

7 comentarios:

  1. Muy bien me resulta el poema, amigo. Estupendo!

    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. y cuánto dice!!!! me ha convencido
    Me gusta su juego de palabras
    Besos

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que últimamente no me preparo para escribir ni estoy preparado, me surge algo y lo escribo sin más -a vuelapluma- debo ser un crac

    ResponderEliminar
  4. Más bien, eres un crack...aunque, puede que a veces seas un crac, que nos craqueas. Sí, bien puede, que te refieras a eso..cualquiera sabe!.

    ResponderEliminar
  5. Cuando vivía en Madrid en el barrio de la Paloma, me llamaban "el atún", porque me pasaba de bonito. Ahora me llaman el crac, porque me paso de receso.

    ResponderEliminar
  6. Jajaja! Debieron haberte llamado El Pichy, por el chulo de la obra La Verbena de la Paloma...tienes buena memoria; eso, sí es verdad! Porque, mire Ud, Sr pesca´o, que ha llovido!

    ResponderEliminar