martes, 28 de enero de 2014

LA VIDA QUE MACHADO NO ESPERABA

Se escucha la vida
del vástago -brote-
del olmo viejo.

Tras el musgo y  la carcoma
asomaban arañas
urdiendo miserias futuras
en el vientre del tronco.

Las hormigas huyeron
con peso marchito
a sus espaldas: cobijo
perenne.

Begoña M. Bermejo

5 comentarios:

  1. Me resulta bien, amiga. Beso

    (Recuerdas, lo que hablamos hace un tiempo? Comienzas en presente la 1ra estrofa, luego pasas al pasado...y no pasa nada;pues, no cambias dentro de la misma estrofa)

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que lo hayas mencionado, pues sigo teniendo mis dudas, es más, el poema original está todo en presente.
    Muchas gracias
    besos

    ResponderEliminar
  3. Pues, me ¨suena¨ mejor en presente.

    Pero un poema puede cambiar de tiempo y persona, lo que no, dentro de una misma estrofa; porque, por ej, puede comenzar neutro, o en 2da persona, y después pasar a 1ra persona para explicar, comentar, etc. Esto se da mucho en las elegías —que suelen ser poemas largos—, como en la de Guillén a Jesús Menéndez —que titula ¨General de las cañas´, si mal no recuerdo—.
    Beso

    ResponderEliminar
  4. Un poema puede escribirse como le de a uno la gana, pero siempre se ha dicho que las categorías del poema es :bueno o malo...y este es malo, porque no se debe hablar de las manzanas que da un peral, aunque siempre hay "peros" que pueden parecer manzanas.

    Se escuchaba la vida
    del vástago del olmo viejo.

    Tras el musgo y la carcoma
    asomaban arañas
    urdiendo miserias futuras
    en el vientre del tronco.

    Las hormigas huyeron
    con peso marchito
    a sus espaldas: cobijo
    perenne.

    Yo me quedé atónito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien, así me gusta, que se diga claro si es bueno o malo, que no me voy a quedar atónita, peores cosas he visto.
      Muchas gracias, veré si mandarlo a la papelera.
      Besos

      Eliminar