viernes, 10 de enero de 2014

ADICCIÓN



Ingenuidades, y otras simplezas,
roban las horas
conjuradas al silencio químico
donde el éter acompaña
para resalte de la soledad.
Cuitas del espíritu
extinguen rutinariamente
las avenencias.

Tortuosos eslogan
olvidan mencionar razones,
estrangulando
las palabras de la agonía.

De las pieles intoxicadas
emanan los sudores del fracaso;
pero, la vida discurre por su cauce
y los abducidos sonríen
cada anochecer.
 
pichy

2 comentarios:

  1. No me termina de convencer la primera estrofa, donde el tercer verso rompe el ritmo al leerlo en voz alta y la coma detrás de "ingenuidades" sobra, al igual que sobra la coma de la última estrofa en el tercer verso detrás de "pero"
    Ingenuidades y otras simplezas,
    roban las horas
    que se conjuran al silencio químico,
    donde el éter acompaña
    y resalta la soledad.

    ResponderEliminar
  2. Notado los señalamientos.
    Gracias + Abrazos

    ResponderEliminar