miércoles, 29 de enero de 2014

LA PUTA DE MIS SUEÑOS

Anhelo el óxido
que el pecado teje,
tras la humedad
de los labios.

El recreo de la percepción
lujuriosa,
electora de gustos,
para el molde de mis sueños.

Begoña M.Bermejo

8 comentarios:

  1. Quizá sea la edad, pero yo no anhelo eso. Yo deseo amar la carne, con espíritu y sin pecado, sin engañar a nadie, porque no hay peor pecado, que decir, "esto es pecado"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que dependa solo de la edad. Creo que se confunde el sexo con el amor, la libertad con el libertinaje...
      Este poema y el de "Mocedad" nace a raiz de un conversación que escuché y decía así (resumida):

      ...tienen un problemón con mi sobrina, resulta que con 15 años es un putón berbenero, se ha acostado con medio instituto, tiene un novio diferente para cada día de la semana... Tiene a quien parecerse, yo a su edad era igual - decía orgullosa la mujer y continuó narrando varios sucesos de su juventud, y no satisfecha de su alarde sexual, decia que le gustaría tener una aventura, que su marido era aburrido, que queria un chaval joven que le quitase las telarañas, incluso llegó a proponer a algunas mujeres, que habia a su alrededor, de quedar una noche de fiesta para ir a ligar..., en fin, me llamó tanto la atención que estuve dandolé vueltas y lo lleve a un poema, lo que no logré fue ponerlo en boca de la susodicha con el realismo que quería, por eso lo dejé en primera presona.

      No creo que esta "señora", tuviese presente el pecado o no. Para mi el pecado está en la conciencia, y saber si lo que se hace conlleva daño.
      Besos





      Eliminar
    2. La moral es una ciencia
      en la que caben los contrarios.

      Todo depende del gusto y del deseo
      del intercambio global
      y de la fidelidad al compañero/a
      o a sí mismo
      y a los planes de conveniencia.

      Que todo lo bueno, o es pecado
      o engorda
      y la moral y la moralina
      es como el barniz y la anilina
      una brilla y da color
      la otra sólo mancha.

      El amor es la atracción/admiración
      que puede disiparse con el viento
      salvo que la compañía sea, tan complementaria, que no se escape
      por las rendijas de los ventanales
      como el oxígeno en habitáculos cerrados.

      Digo yo...

      Eliminar
    3. Buen poema, al que no digo yo, que no tenga razón.
      Creo que es un tema muy complejo, al que no estoy preparada para debatir. Respeto las decisiones de cada uno e intento no juzgarlas

      Eliminar
  2. Gracias por lo de buen poema. Yo tampoco estoy preparado, pero la moral es cosa de curas

    ResponderEliminar
  3. Pienso que el poema de Bego es bueno, si nos atenemos a lo aprendido: ¨el poema no está en lo que se dice; sino, en el como se dice¨. Por igual creo que la moral es una categoría filosófica, que determina mucho en los principios de un hombre. Ha sido historicamente temporal y circunstancial: es verdad. Pero su esencia —desechando las desviaciones conocidas— va al mejoramiento humano. Por ej, yo soy filosóficamente materialista, y moralmente idealista; porque, aceptando el materialismo histórico y dialéctico, me enaltecen los altos ideales, que conllevan a algunos hombres a tener en sí, el decoro que le falta a muchos otros. Los hay que se declaran filosóficamente marxistas y moralmente cristianos. Bno, van a fumigar la oficina, dentro de un rato me incorporo. Abrazos

    ResponderEliminar