miércoles, 16 de julio de 2014

AHORA YA

Después de conocer la técnica del asunto
y dibujar el perfil de la palabra, provocando
el conocimiento de la poética a pluma rota,
ahora hay que olvidarlo todo y escribir.

Escribir versos con acento privado
y al aire que mueva los sentimientos a cada cual,
como el que saca la melodía de un instrumento de música
sin mirar la partitura porque ya se aprendieron las notas.

Ya no hay más que decir de la poesía:
hay que ecribirla
recrearla
llenar de fiesta las páginas
con las vicisitudes consuetudinarias
que naciendo de la palabra,
revelan arte.

© Luis Vargas 

3 comentarios:

  1. Me gusta lo que recibo del poema, amigo; pero, yo diría ¨porque ya las notas se aprendió¨, en el último verso de la 2da estrofa —porque como está, no va bien a mi oído—. Me alegra saber que estás escribiendo. Fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. El poema se modificó ahora y quedó así: leelo

    ResponderEliminar
  3. Ahora me resulta estupendo, amigo. Qué alegría leerte!

    Fuerte abrazo

    ResponderEliminar