martes, 29 de julio de 2014

DEL ALCOHOLISMO



Del licor brotan abrigos de cuchillas
en los que la confusión proyecta guirnaldas  falseadas
adornando la cadena que encorva el espíritu
hasta derrumbar la mente
coqueteando con los ángeles del abandono
que maceran la vergüenza con sus alas de piedra.

Cuando el alcohol abraza la cordura
por los indivisibles retiros de la ruina
la soledad acuna el odio por las rosas.


En donde los gorriones despabilan la aurora
para que aletee el viento y se arrope el espíritu
existen alimañas deslumbrando la embriaguez
de los que en las noches se descubren
ante los secretos del aguardiente
y piensan con ello
poder quebrar los ojos de la miseria.

La adicción es la madre de las derrotas
y los adictos son como torpes bribones
dados a la euforia, rendidos o envilecidos
por los espejos de la vida.
Eso nunca se sabe.

Pichy

2 comentarios:

  1. Es una buena oda al licor con mucho ritmo y buenas expresiones, pero me hepermitido quitarle la 2ª estrofa que es redundante y arreglar algunos versos que rompían el ritmo. Míralo y tú decides.



    Del licor brotan abrigos de cuchillas
    en los que la confusión proyecta guirnaldas falseadas
    adornando la cadena que encorva el espíritu
    hasta derrumbar la mente y embotarla
    coqueteando con los ángeles del abandono
    que maceran la vergüenza con sus alas de piedra.

    Donde los gorriones despabilan la aurora
    y aletea el viento rompiendo los espíritus
    existen alimañas deslumbrando la embriaguez
    de los que en las noches se descubren
    ante los secretos del aguardiente
    y piensan con ello
    poder quebrar los ojos de la miseria.

    La adicción es la madre de las derrotas
    y los adictos son como torpes bribones
    dados a la euforia, rendidos o envilecidos
    por los espejos de la vida.
    Eso nunca se sabe.

    ResponderEliminar
  2. Coño! Yo creo que nunca he recibido con tanta alegría un comentario tuyo, amigo mío.

    Muchas gracias, tomo nota de lo que planteas,y, copio versión para darle taller.

    Cuídate.

    Mis mejores deseos + Fuerte abrazo!

    Pd.- Ni con vesícula, ni sin vesícula: logro que comentes mis trabajos por su antiguedad —siempre vas al último—. Fíjate que me debes un montón de comentarios. Claro, sé que aun no estás para mucho; por lo que esperaré

    ResponderEliminar