martes, 3 de diciembre de 2013

DÉJATE DE CURSILADAS


No voy a untar el amor
a brochazos
para acabar antes
un cuadro surrealista

Ni a comprar un paraguas
de colores
porque el día pinte gris
¡coño, hay que mojarse!

No, no voy a poner el tapón a la bañera
para más tarde dejar
que la mierda huya
junto a los ocasos de color azafrán
simulando una llama incendiaria

Al pan, pan  y al vino, vino
que el hambre, hoy, se sirve
en platos de porcelana.

Y aunque la esclavitud
sea un fraude que cotice en bolsa,
la sumisión nos ennoblece.
Y es que te quiero tanto, tanto…
que hasta que tú me mates
-así está escrito-

Ya, ya lo sé, no eres un asesino
son derechos humanos.

Begoña Martínez Bermejo

5 comentarios:

  1. Pues, el poema me gusta, amiga. Creo que socializa las relaciones amorosas con desenfado en su decir y actualidad.

    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que socializar, yo lo llamaria imponer el adiestramiento como si fueremos animales. En este mundo los derechos humanos, se han desvanecido.

      Muchas gracias, amigo, pero creo que he de darle un repaso, porque parece ser que no transmite lo que yo quisiera.
      Besos

      Eliminar
    2. Lo he modificado, y me gustaría saber que te parece

      No voy a untar el amor
      a brochazos
      para acabar antes
      un cuadro surrealista.

      Ni a comprar un paraguas
      de colores
      porque el día pinte gris.
      ¡Coño, hay que mojarse!

      Qué no, no voy a poner el tapón a la bañera
      para más tarde dejar
      que la mierda huya
      junto a los ocasos de color azafrán
      simulando una llama incendiaria

      Las cosas por su nombre,
      las florituras, ya están impresas
      en los platos
      donde nos sirven el hambre.


      Y es que la esclavitud
      es un fraude que cotiza en bolsa,
      pero la sumisión nos ennoblece, ¿no crees?

      Y es que tengo que quererte tanto, tanto…
      hasta que tú me mates
      -así está escrito-

      Ya, ya lo sé, no eres un asesino
      son derechos humanos.

      Eliminar
    3. Más me gusta, amiga. Cuando me refiero a "socializar", quiero decir: que una situación personal se imbrica con la realidad circundante.

      Besos

      Eliminar
  2. Los derechos humanos están torcidos. Es como decir que el ser humano no está derecho, sino gibado.

    Es un poema rotundo de grito por la libertad que me ha gustado

    ResponderEliminar