domingo, 29 de diciembre de 2013

CONDICIÓN PRORRATEADA

(el años que viene os daré mi opinión sobre qué es la Escritura Creativa como una especie de curso-taller que me he creado)


UNA CONDICIÓN PRORRATEADA

Hay una condición prorrateada
que se extiende a lo largo de la vida
como un asentamiento con sus luces
y sus sombras
matizadas por los éxitos, los miedos,
la rutina y lo que nunca se alcanza.

Y se llega a mayor con muchas trabas
acomodado a los hábitos ya raídos
con los que hacemos que se acerque el amor
y huya
porque no hay dos personas con los mismos
intereses, ni gustos, ni deseos.

Hay una caja de Pandora en cada uno,
que va guardando los secretos y las dudas,
las carencias y sufrimientos,
y nos pusimos a jugar al parchís
como de costumbre
como si no pasara nada. Y fue entonces
cuando se abrió la caja de Pandora, sin querer,
escupiendo rayos y truenos
y maldiciendo los ratos de soledad y de angustia.

Y entonces te recluyes en un balneario de ancianos
porque los aviones despegan a propulsión
volando más alto de lo que uno puede ya llegar
y nos quedamos en tierra, solos y perdidos,
y lo cotidiano dejó de servirnos para la vida
y uno de los dos pensó: “es que yo no vivo”.

Uno estaba en el segundo piso
y el otro había llegado al décimo por la edad
y ya había mucha distancia
para darte la mano.

El futuro estaba amarrado con los vientos alisios
que envuelven la juventud pretérita y el anhelo
y los contornos de los días que pasamos juntos
que hoy aclaman a una vida nueva
imposible para alguno de los dos que ya se le olvidó
jugar al tenis y los encantos de los libros de bachiller
y solo lee y escribe, poemas de ilusas ilusiones.

Hay una condición prorrateada en el tiempo
cuyo éxito depende de las fuerzas que nos quedan
y del bienestar material que permite libertad.

© Luis Vargas 2014

3 comentarios:

  1. Me resulta un poema estupendo, amigo. De un realismo existencial de mucha actualidad. Me llega con crudeza y claridad desnuda y confesional. Felicidades!

    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Gracias amigo por tu comentario. Sinceramente, creo que crezco en en forma y fondo de lo que digo en poemas. ¿Será la edad?, porque la inteligencia no, pues soy del montón

    ResponderEliminar
  3. Ala! Qué tienes la suerte de ser un poeta —en toda la extensión de la palabra—

    Felicidades!

    ResponderEliminar