jueves, 19 de diciembre de 2013

DESPEDIDA DE AÑO 2013

Se van por los caminos raros
las estrellas que guiaban la senda.
Y presto al amanecer, mañana,
las hojas del otoño serán barridas
por los pliegues de los vientos
que se ondulan en esta Navidad.
Finalizará este año maldito 2013
con el silencio atroz de los senderistas
que ya no les interesa el camino,
porque se les acabaron los versos
de tanto usarlos.

Y ahí queda la musa hablando esperanto
como un escorzo solitario y mísero
que no entenderá nunca, que pasó
cuando el mundo revolvió la mierda
y el olor fétido enmarcó los poemas.
La miseria y el hambre, las dejadez,
el abandono, y el hueco púrpura fermé
de los puentes de la ilusión.

Y es que todo principio tiene un fin
y el nuestro ha llegado.

El cansancio, la edad, las mareas,
y el sentimiento captando
que la verdad ni existe,
ni existió, ni existirá.

Somos anodinos y mediocres
y por eso, por eso, hemos ido abandonando
como el que huye de sí.

Que los dioses os protejan.

Chao, amigos. FELIZ NAVIDAD

© Luis Vargas Alejo

4 comentarios:

  1. Un poema estupendo —como poema— amigo; porque, para mí, no hay razón en lo que dices. No está mal que requieras intensidad en nuestra actividad, pero, el balance nos está mal: al día de hoy 183 poemas (amen de pinturas y ensayos). Hay que considerar que somos solo tres, que ha sido un año difícil para todo y todos, hemos confrontado problemas de salud, problemas familiares, etc. Por nada puedo pensar que ha llegado nuestro fin.
    Mis mejores votos por la prósperidad y larga vida de nuestra Senda!
    Les abrazo, con verdadera estimación.
    Felices Pascuas!

    ResponderEliminar
  2. Pichy tiene más razón que un santo... Creo que tanta desdicha humana está manifestándose en tus letras con mucho pesimismo. Bien sabes que entre estos tres senderistas no hay dejadez, ni vejez,ni cansancio poético, que no quiere decir que no nos hagamos mayores y tengamos una vida más o menos complicada.
    Creer ver lo que no hay, no se puede entender como surrealismo ni futurismo en todo caso un arte de mala adivinación con muy buen ritmo, y que ha provocado en mi un sentimiento de dolor, como si me amputaran el amor y cariño que en estos años hemos compartido.

    Me parece un poema magnifico, a pesar de no estar de acuerdo.

    De todo corazón te mando un beso y un abrazo Felices fiestas, amigo


    ResponderEliminar
  3. Bueno, de eso se trata: de hacer buenos poemas y que susciten dolor o alegría, es decir, sentimientos.

    Pero hay una verdad dentro de mi que se llama "insatisfacción" porque me siento muy mayor y "me miro las manos y están vacías" ... no me sé explicar mejor, pero yo tengo una ausencia de algo que se llama "cariño, y soledad interior" desde muy niño. Es algo parecido a lo que debe sentir un transexual cuando siendo hombre se siente mujer o viceversa, y en vez de cortarme los huevos o cambiarme el útero, hago poemas y me visto con ropas de versos...y os lo cuento a vosotros porque es fácil hacerlo en estos cuadritos de páginas de blogs. Pondero mucho la amistad y el amor, porque se desea lo que no se tiene. Otros ponderan la revolución, la comida, el éxito o el lujo, porque carecen de él o son demasiado avarientos y son capaces de hacer una gran guerra para conseguirlo o usar los bienes del pueblo para su beneficio, porque piensan que el mundo es suyo y los de enfrente piensan que no, que es suyo, y en ese feeb-back mi espíritu se desmorona como un iluso habiendo creído, un día, que Dios existía.

    ResponderEliminar
  4. Por eso eres poeta; por las insatisfacciones. Yo te entiendo, porque también voy entrando en la edad de los recuentos; pero, sigo guapeando y, sobre todo, moviéndome; porque el detenimiento mata. Si no puedo ir a Tropicana, me voy a la esquina, a una rumba, a un toque de santeros, a donde sea, el problema es vivir —estar en algo—. También, disfruto mis momentos de soledad, de intimas reflexiones, y, entonces escribo mis desahogos y disparates. Estoy lleno de inconformidades e insatisfacciones (el no poder navegar, es lo que mas daño me hace) de todo tipo. Trato de llegar al fin; tal viví, aunque no pueda lo intento. No quiero cambiar —más allá de lo imprescindible—, quiero morirme como un hombre: no como un ¨viejo¨. Si puedo dar tres pasos, doy los tres pasos, no me permito sólo dos. Aunque estoy hecho leña; le levanto la mano al más pinto; le ¨fajo¨ a cuanta mujer se ponga a tiro; me visto lo mejor posible y con bastante perfume (aunque sea para ir a la oficina). Claro, me duele el mundo, la vida...y tengo mis días de gorrión, de angustias existenciales, de mucha depresión; pero, yo mismo me llamo a capítulo. Nunca fui una persona divertida, siempre me he tomado las cosas muy a pecho...pero, con toda la seriedad (que los hay que piensan mal carácter; porque creen que si no te ríes, no disfrutas), siempre me ha gustado disfrutar, pasar buenos momentos…y no renunciaré a mis gustos mientras pueda; no aspiro a la longevidad, fumo, bebo, trasnocho…jamás pensé que pasaría de los 60, y tengo 63. Ahora, recuerdo algunos que me vaticinaban una muerte temprana (unos por mi carácter: otros por mis vicios), y ha tiempo son difuntos; porque para morirse, no hace falta más que estar vivo. Coño, tienes la poesía, la pintura, tu gusto por la cultura; no pienses tanto y escribe y pinta, que eres un poeta, un artista. Y de vez en cuando sale a caminar, lleva a tu señora a tomarse un café. Mira, hace unos 15 días, miércoles al mediodía, me vi en la casa sin deseos de escribir —ni otra cosa que hacer— y le dije a la suegra voy a tomarme un café (ella: que no, que me lo colaba y yo por la puerta para fuera). Pues me fui para Expocuba, que queda en las afuera de la ciudad. Allí me encuentro un ekobio, joven, y: “ Pichy, Ud qué hace por aquí”: “Vine a tomarme un café”…a tomarse un café…desde el Cerro?”(Con cara de asombro —quizás pensando “este viejo está medio loco—). Bno, el ekobio me invitó a una cerveza , y cerramos Expocuba, y llegué a la casa hecho una pascua y comí con apetito. No te puedes detener, amigo, no te puedes dejar vencer por las adversidades. Arriba ese ánimo! Amigo y maestro, aunque nos tratamos virtualmente, yo siento cariño por esa fotito y las letras que te leo; y esa estimación por tu persona, es física-emocional-real : créeme. Vive todo lo que puedas; que la muerte es lo único que tenemos seguro. Ten a mano el poema del ¨sabio¨Fuerte Abrazo!

    ResponderEliminar