viernes, 20 de diciembre de 2013

Aquí huele a humo



Aquí huele a humo

Algunos pensamientos se esfuman,
los senderos se apagan
y todo queda reducido a ceniza.

Y es que las navidades, no son siempre
luces
-y menos ahora con tanta subida-
ni canticos alegres que recuerden
el nacimiento del niño Jesús.

También son muerte,
como la de la hierba que colmaba
de esperanza las sendas poéticas,
y que construía escaleras
indicando el camino
hacia la luz.
Y aunque San Pedro
no abriera sus puertas,
siempre había un sereno
que gritaba LIBERTAD.

Pero ya sea en navidad,
o en cualquier otra fiesta cristiana o pagana
siempre hay una hoguera
donde el calor del amor
jamás se apaga.

Begoña M. Bermejo

4 comentarios:

  1. Querida Begoña, intuyo que este poema fue repentino. Su ritmo es patético, aunque haya mucho amor en el, así que, creo que deberías pensar en arreglarlo no vaya a ser que sufras de arritmias. Te dejo un ejemplo a ver que te parece:

    Algunos pensamientos se esfuman,
    los senderos se apagan
    y todo queda reducido a ceniza.

    La navidad no siempre
    son luces
    y canticos alegres
    que nos recuerde el nacimiento
    del salvador...

    ¿que salvación hay
    si la poesía muere,
    como hierba en otoño,
    eliminando la escalera trenzada
    de la senda
    que señala el camino
    hacia la luz.?

    Aunque san pedro
    no abra sus puertas,
    siempre ha habido un sereno
    que gritase libertad

    ¡Sálvese estas pascuas
    y cualquier otra celebración
    los rescoldos de la hoguera
    donde se inició
    el amor que jamás se apaga!

    FELICES FIESTAS AMIGOS



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí huele a humo
      porque se quemó el pavo
      el cochinillo
      y los santos versos temporales.

      Aquí huele a humo
      porque se fuma mucho
      se anda quemando ilusiones
      y los años pasan humeando.

      Aquí huele a humo
      porque se ha quemado la esperanza
      los dedos en los smarphones
      los ojos en las mirandillas
      y un tono de volutas azuladas
      vela el dolor, el hambre y la muerte.

      Aquí, huele a humo, sí,
      porque hasta el amor es mentira
      y la farsa empieza en la comedia humana
      en el ritmo de los villancicos
      y en todo aquello que se quema.

      Ajolá el año 2014 se despeje
      la humareda
      que sólo haya vaho de agua de eucalipto
      y se rescate el bienestar social
      que nos han robado los ricos.

      Al mal tiempo, buena cara...dices
      y yo pregunto:
      ¿es eso posible?

      FELIZ SALIDA Y ENTRADA DE AÑO

      Eliminar
    2. Buen, poema, amigo. No, no puedo dar por seguro ¨que sea posible¨; pero, tenemos la necesidad de intentarlo con todas las fuerzas, con toda la vida. La vida, es más allá de la química, lucha y lucha contra adversidades. Si éstas logran detenerte, amedrentarte, pereces —aunque sigas respirando—. Tenemos que crecernos y luchar contra las adversidades, o auto-aniquilarnos; no hay términos medios. Martí decía: ¨Ser hombre en la tierra es dificilísima y pocas veces lograda carrera¨ Tenemos que darlo todo por ser hombres, y no quedarnos en “los sietemesinos”; que también, definió Martí —por eso, me siento tan martiano; es que Martí ¨tiene para todo y todos¨, para mí, todo hombre debiera leer su obra—. Fuerte abrazo.
      ¡No te rindas!

      Eliminar
  2. Muchas gracias, amiga. El poema me gusta.

    Eso es: al mal tiempo, buena cara!

    Lindas y Felices Fiesta, amiga!

    ResponderEliminar