viernes, 1 de noviembre de 2013

EL TIEMPO PASA COMO UN AVE

El tiempo pasa como un ave
y ahora que ha vuelto el otoño
se une un año más a las canas;
una órbita nueva nos espera
en los brazos de los árboles que el viento agita,
desprendiendo hojas caducas por el frío,
como símbolo de un equinocio que va viajando,
pesado y reiterativo, en elíptica rueda
alrededor del astro rey,
hacia la nada.

© Luis Vargas

7 comentarios:

  1. El poema me resulta de buen decir y ritmo, amigo. Estupendo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. ...en las ramas de los árboles que el viento agita,
    desprendiendo hojas caducas por el frío...

    A mí me parece que así la lectura tiene más ritmo y aunque "agita" genera una rima interna con” órbita” la apreciación es mínima, ya que está algo más distanciada que la que se produce con canas/ramas/agitadas. En el siguiente verso he cambiado la preposición "con" por la preposición "por" creo que es más apropiada para el contexto, pues no logro entender que las hojas se puedan desprender con fríos, pero sí, por frío.
    Un tema cíclico de costumbres inveteradas, que no se pueden romper, pero si se pueden maquillar, aun sabiendo su final. La elección del otoño, para este poema, me parece acertada, aunque supongo que no lo eliges, en ti es innato.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Estupendo análisis, de cuyas sugerencias tomo nota. Y arreglo el poema.
    Si el otoño, desde muy joven, fue mi estación innata y, ahora, con más motivo, mucho más: siempre me consideré mayor, altiempo que siempre fui un niño torpe. Muchas gracias por el comentario

    ResponderEliminar
  4. Muy acertado el cambio de ramas por brazos.
    Cierto, la vida nos impone, en muchos momentos, crecer antes de tiempo; pero ahora no estás mayor, piensa que por eso ya has pasado, ahora estás curtido y que es una ventaja que rejuvenece.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Jajaja! Así, que no está mayor; está curtidito...
    Eres un encanto de persona, Bego: qué buena eres!

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Más que curtido lo que estoy es encurtido...

    ResponderEliminar
  7. Sí, bien encurtidito —se te nota el vinagre—. Claro, valga el eufemismo de Bego. Y, para no ser menos —ni molestarte—, digo: que tienes mucha juventud acumulada, y, como gustan decir por acá: joven ha de ser; quien lo quiera ser (hasta, han creado unos clubes de los "120 años", al que pertenencen personas que no fuman, no beben alcohol, no...nada de nada, porque tienen que llegar a 120 otoños —mejor: abriles—, con buena calidad de vida. Porque también está de moda; que no es vivir muchos años, sino, vivirlos con salud. En verdad todo esto está muy bueno; pero, hay que empezar a cuidarse desde joven. Bien, estoy esperando que nos cuentes sobre la exposición.

    Abrazos

    ResponderEliminar