miércoles, 14 de octubre de 2015

MUSA III



Oh tú, musa, ven y canta,
pues tu eres la música de las conciencias,
ninfa del arpa que suena armónica
como trenzas de aire melodiosas
que quiere al poeta soplarle viento.

Pero ni Erato ni Calíope te prestarán su delirios
si tú no trabajas sudando palabras, oh, poeta,
porque absorto  te quedes mirando musarañas
en el Olimpo.

© Luis Vargas

4 comentarios:

  1. Ja! Está muy bueno, amigo mío.

    Fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. ¿Me prestas tus musas? Mis musos necesitan compañia y yo quiero mirar musarañas, que mis delirios me tienen loca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te las presto, te las regalos, porque a mi no me dejan dormir ronroneando toda la noche...

      Eliminar