martes, 13 de octubre de 2015

MUSA I



Musas, misas, mesas, masas
con estandartes de paño fino,
para envolver preludios
de los poemas sin tino,
que ronronean,  musitan
con letras, papel y vino.

Duerme aburrida la musa
desnuda en algún Parnaso
romances de algún poeta
mirando el cielo raso
la luna vestida en plata
llora por aquel fracaso.

© Luis Vargas el Alejo

9 comentarios:

  1. Hombre, ahora si encontraste el camino a la poesía!

    Qué ricura de poema!

    En verdad, sólo por este poema, te merevces el monumento que anuncias en FB

    Pd.-No estarás plagiando al amigo J...?

    ResponderEliminar
  2. ¿Por qué me dices eso? ¿porque lo he rimado? Fijate que son octosílabos en sixtinas...¡es todo un alarde! Julian es mucho mejor que yo en estas líderes del rimoteo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De qué Julian hablas? Ah, ya, Julian del Casals, si. Pero no me refiero a las rimas, sino al discurso, a las palabras.

      Eliminar
    2. ¿es que el discurso es malo y las palabras también? no te das cuenta que son sixtinas luvaralias?

      Eliminar
  3. También puedo no rimarla:

    Musas, misas, mesas, masas
    con estandartes de paño fino,
    para envolver preludios
    de los poemas sin alma,
    que ronronean, musitan
    con letras, papel y tinta.

    Duerme aburrida la musa
    desnuda en algún Parnaso
    romances de algún poeta
    mirando al cielo nublado:
    la luna vestida en plata
    llora por aquel revés.

    ResponderEliminar
  4. Pues puede ser una proeza lograr octosílabos, sixtinas, y rimas consonantes ,pero me gusta más sin rimas, y haciendo una excepción de una o dos y asonantes.
    No obstante, se te da bien invocar a las musas, aunque sea tirándole de las trenzas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero has visto que tambien puedo no rimarla? de eso no dices nada, eh?

      Eliminar
  5. Qué te puede decir, hombre. Queda claro, que sin rima también funciona. La rima no deja de ser una especie de camisa de fuerza...de la que el verso libre, o blanco, te libera. Ala, qué bien sabes del asunto!

    ResponderEliminar