miércoles, 7 de octubre de 2015

LA AUTONOMÍA DE MIS MANOS



Resarcen en mí sus eufonías de transparencias,
perdidas entre los líquidos sueños
que acogen las aspiraciones malogradas.

Acordes celestes de un ritmo inaugural
me estremecen el gozo
cuando escucho los versos imprescindibles
de los poetas que se comprometieron
con las alturas dolorosas de sus épocas.

No hay pericia, ni talento,
para la vocación de emularles, ni siquiera
para versificar la sensualidad que se esparce
con los vientos que traslucen los cuerpos
de las hembras que me inundan.

La inspiración me presenta tuétanos
de incomprensibles durezas
y el verso escapa libre
hacia una luz
donde el asombro me incapacita
con la autonomía de mis manos.

Pichy

4 comentarios:

  1. Versos muy largos rompiendo el ritmo...además nos dices que no eres capaz de hacer versos, que te incapacita la luz y se te pierden las aspiraciones...¡vamos hombre: como si no te conociéramos! tu incapacidad no es la creatividad, sino la vagancia , el ruido del ron y el tabaco y verte viejo para no poder ilustrar a las bellas mujeres. Eres un revolucionario involucionista que vive del recuerdo de las mareas. Sigue poetizándote que tu pluma es noble, diestra con comitancias muy artísticas.
    Buenas noches, tardes para ti

    Resarcen en mí sus eufonías,
    transparencias perdidas
    entre líquidos sueños
    y aspiraciones malogradas.

    Acordes celestes de ritmo inaugural
    que estremecen el gozo
    cuando escucho los versos imprescindibles
    de los poetas que se comprometieron
    con las alturas dolorosas de sus épocas.

    No hay pericia, ni talento,
    para la vocación de emularles, ni siquiera
    para versificar la sensualidad que se esparce
    por los vientos que traslucen los cuerpos
    de las hembras que me inundan.

    La inspiración me presenta tuétanos
    de incomprensibles durezas
    y el verso escapa libre
    hacia una luz
    donde el asombro me incapacita
    con la autonomía de mis manos.

    Pichy

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, amigo. Tengo a bien los señalamientos.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Vaya, yo pensé que me ibas a discutir el tema y dialogar...pero como veo que no, te diré que tu poema es muy bueno, porque revela una sensibilidad grande ante las cosas de la voda que te producen dolor y te dueles en las palabras. Y eso amigo, mio, es muy digno y reestablece y calma.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, amigo, por el encomiástico comentario.

    Abrazos

    ResponderEliminar