jueves, 4 de septiembre de 2014

PLANICIES ESCARLATAS

                                                        Caribe_óleo de Luis Vargas

Planicies escarlatas
ondean en las marismas
cuando el sol aterriza con llamas de tarde,
descubriendo palmeras y otras islas
en las planicies de arena,
donde las huellas son advertencias
de que nada es perenne
y si no las borra el agua, las borra
el tiempo.

Algunos cocos ya se cayeron.

© Luis Vargas
                                                 




11 comentarios:

  1. Se me da bien el poema, amigo. Mucho mejor la pintura.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Es para que veas que todavía pinto algo en esta vida.

    ResponderEliminar
  3. Sí, que ¨pintas¨ en la vida, amigo, y mucho más —y mejor— de lo que piensas. Por eso te deseo mucha salud y larga vida.
    Claro, pintas mejor con la pluma, porque ante todo, eres muy buen poeta.
    Por supuesto, que desde ayer, me apropié de la pintura.

    Fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. La puse bien grande, aposta, para que te la apropiaras ¿cómo no? Está pitado después de la operación

    ResponderEliminar
  5. Eso supuse. Que ya estás bien para eso y mucho más.
    Te han indicado alguna dieta, o andas comiendo por la libre?

    ResponderEliminar
  6. La dieta es comer de todo menos grasas y alcohol y en poca cantidad. Por lo demás puedo comer de todo.

    ResponderEliminar
  7. Pues, no está mal, si tenemos en cuenta que no gustas mucho del alcohol. Tampoco ha de hacerte mal una copita de vino —que hasta suele representar la sangre de Jesús, fíjate si es bueno—. Pero, comer con poca grasa, y de todo un poco, es dieta recomendada para Todos. Aquí, las dietas se hacen difícil, porque hay que comer lo que se pueda y no lo que uno quiera; pero, si algo abunda en España es la comida y su variedad —que tienen todo tipo de carnes, pescados y una gran variedad de mariscos y moluscos, amén de buenos vinos y quesos...de todo!—. Es que tienen buenas tierras y situación geográfica y clima aceptable —con las cuatro estaciones moderadas—.
    Bno sigue cuidándote como gallo fino.

    Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  8. Con poca grasa y nada de frituras. Todo hervido, cocido o asado a la plancha. Vino blanco más que tinto y observar que sienta bien y que no para no volverlo a probar, puesto que hay personas operadas que le sientan mal una cosa y a otros otra...Nada de quesos curados y grasos, nada de carnes que no sea pollo o conejo y aunque es verdad que aquí hay de todo, no todo está al alcance de la economía. El marisco sin congelar suele constar mas de 50 euros el Kg. incluida gambas y hay que comer langostinos congelados que vienen de Argentina. En fin, que no todo lo que reluce, es oro, ni todo el campo es orégano, ni todo lo blanco es harina, ni todo lo que anda errante está perdido y si no, mira Bego: que no sabemos nada de ella y, sin embargo, está en un pueblo de Guadalajara y no dice esta boca es mía. Y he metido un poemario en Palabra&Palabra y no lo comenta ni D. José, a pesar de pedirme que escriba cosas; y he puesto en el mismo lugar algo sobre Trilce y ni lo han visto...¿entonces?

    ResponderEliminar
  9. Pues ve probando poco a poco, y lo que te caiga mal lo desechas. Sí, las posibilidades económicas —también— obligan algunas dietas.
    Bego debe de estar por aparecer.
    Sí, ya he visto el poemario; pero si no comentas lo de los demás, poco derecho tienes para requerir comenten lo tuyo. Además, recuerda que a los Grupos van menos que a los blogs, y, aún algunos vacacionean. Ya te comentarán, hombre, dale tiempo.

    Fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  10. Así es la vida. El sol se pone y se quita a diario, como dando otra oportunidad para deshechar todo lo malo...
    Muy bonito el poema y el óleo. Me gustan mucho sus colores.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. El sol ni se pone (ponerse en quitarse), ni sale, lo que ocurre es que la tierra da vueltas y rota alrededor del sol que suele estar muy quietito. Somos nosotros los que nos mareamos, el sol es el locuaz ardiente que presume de quietud y energía.

    ResponderEliminar